Subsecretario de Hacienda afirma que refinería en Tabasco se aplazará; AMLO dice que el lunes se licita

Arturo Herrera y Carlos Urzúa, titular y exsecretario de Hacienda y el presidente Andrés Manuel López Obrador. Foto Germán Canseco Arturo Herrera y Carlos Urzúa, titular y exsecretario de Hacienda y el presidente Andrés Manuel López Obrador. Foto Germán Canseco

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Una polémica dentro del gobierno estalló hoy, cuando el presidente Andrés Manuel López Obrador desmintió a su subsecretario de Hacienda, Arturo Herrera, quien ayer dijo que la inversión para la refinería de Dos Bocas Tabasco, no se realizaría.

El mandatario repuso hoy, en conferencia de prensa desde Palacio Nacional, que hay 50 mil millones de pesos disponibles y que la obra se realizará conforme al tiempo estimado desde que se anunció.

Dicha refinería, considerada uno de los megaproyectos de la administración, ha estado expuesta a diferentes cuestionamientos por viabilidad, impactos ambientales y permisos pendientes. Sin embargo, el mandatario se ha mantenido en su postura de realizarla.

“No hay retrasos en la construcción. Estamos muy bien y se va a construir la refinería, se va a terminar en tres años como se contempló y va a costar entre seis mil y ocho mil millones de dólares”, dijo el mandatario.

Ayer, el subsecretario Herrera, dijo al diario The Financial Times, que no autorizaría recursos para el megaproyecto. López Obrador reviró hoy asegurando que ni siquiera hay retraso en la construcción.

El planteamiento de Herrera fue que se suspendía por la necesidad de entregar más recursos e inversiones a Pemex.

Arturo Herrera dijo al diario británico que los $ 2.5 mil millones asignados este año para el proyecto de la refinería Dos Bocas se canalizarían para dar vuelta a la caída de 15 años de Pemex en la producción.

“No autorizaremos (la construcción) hasta que tengamos una cifra final que no sea muy diferente de los ocho mil millones originales”, dijo el Herrera al diario, y agregó que la inversión planeada de este año en la refinería “puede ir a exploración y producción”.

Incluso, dijo que el gobierno estaba hablando con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y otras organizaciones multilaterales sobre la estructuración de una nueva inyección de capital para Pemex. Dijo que las discusiones fueron “técnicas” y que no hubo préstamos.

Justo ayer, durante su informe por los primeros cien días de gobierno, López Obrador anunció un incremento en la inversión de la petrolera que el año pasado fue de 185 mil millones de pesos, mientras que en este 2019, sería de 272 mil 627 millones.

En su conferencia de hoy, sostuvo, esa inversión proyectada se mantiene del mismo modo que la construcción de la refinería en Dos Bocas, Tabasco, su estado natal.

Sin embargo, otra fuente citada por The Financial Times, participante en las recientes reuniones de inversionistas con altos funcionarios del gobierno, quien pidió no ser identificad, dijo: “Es casi un acuerdo hecho que (la refinería) será cancelada”.

Y es que, según el diario, “muchos inversionistas” piensan que el compromiso del presidente López Obrador de detener las lucrativas exportaciones de crudo en tres años y refinar el petróleo en el país para reducir la dependencia del combustible importado de Estados Unidos tiene “poco sentido financiero”.

 

Load More