Se amparan en colectivo estancias infantiles en Morelos

CUERNAVACA, Mor. (apro).- Más de 90 estancias infantiles recurrieron al amparo en contra de las reglas de operación para el programa de apoyo federal que fueron publicadas en el Diario Oficial de la Federación a finales de febrero, la argumentación es que no podrían aplicárselas de manera retroactiva.

Ante el juzgado quinto de distrito con sede en Morelos, se esgrimió que las nuevas reglas de operación violan el derecho a la educación que está vigente en la Constitución Política del país; además, se viola también el derecho al trabajo, pues las nuevas reglas de operación obligan al cierre de centenas de estos centros educativos.

En Morelos existen 317 estancias infantiles que dependen del subsidio federal, que atienden a alrededor de 10 mil niños de 1 a 4 años de edad, quienes recibían hasta ahora 950 pesos mensuales de la federación. Además, según los datos oficiales, en estas instancias infantiles trabajan alrededor de mil 500 personas.

Responsables de instancias infantiles afectadas por las nuevas reglas de operación informaron que recurrirán a las comisiones de Derechos Humanos de Morelos y Nacional de Derechos Humanos, porque existe la violación a los derechos a la educación y al trabajo, pero también a las madres que trabajan y para las cuales el servicio de instancias infantiles es fundamental.

Este fin de semana se realizó en las principales calles de Cuernavaca, saliendo de cuatro puntos rumbo al centro histórico, una movilización que incluyó a trabajadoras, madres y padres de familia, quienes protestaron con sus hijos en carriolas o en brazos, contra el cierre de las instancias infantiles por falta de presupuesto.

La alerta general se lanzó pues de las 317 instancias de este tipo en la entidad, ya han cerrado entre 30 y 35 sólo en los primeros 10 días de vigencia de las nuevas reglas de operación. Las madres y padres de familia exigieron garantías de que sus derechos y los de sus hijos serán respetados.

El gobierno de Andrés Manuel López Obrador aseguró que existen anomalías en muchos de estos centros de cuidado infantil, tales como el cobro de subsidio por niños que no existen, desvío de los recursos, entre otros. Por ello, primero, planteó la reducción del presupuesto entregado a los centros, pero luego, decidió cancelar de plano el apoyo y entregarlo directamente a los padres.

Todavía el año pasado, el programa contemplaba la entrega de 950 pesos mensuales por cada niño de 1 año hasta un día antes de cumplir los 4 años; así como mil 800 pesos mensuales para niños o niñas con discapacidad entre 1 año y un día antes de cumplir los seis años.

Sin embargo, ahora se plantea la entrega directa a los padres de mil 600 pesos bimestrales a cada niño o niña de 1 año y un día antes de cumplir los 3 años; misma cantidad para los niños y niñas indígenas, sólo que de 1 año a un día antes de cumplir los 4 años. Asimismo, se entregarán 3 mil 600 pesos a niños y niñas con discapacidad de 1 año y hasta un día antes de cumplir los 4 años.

Comentarios