Impulsa al peso “suspensión temporal” de refinería de Dos Bocas y debilitamiento del dólar

CIUDAD DE MÉXICO (apro). —El peso acumuló su tercera jornada consecutiva con ganancias frente al dólar, después de que el pasado 7 de marzo alcanzara su peor nivel en lo que va del año.

En sucursales bancarias, el billete verde se ofertó en 19.72 unidades; mientras que en operaciones al mayoreo se cotizó en 19.32 pesos, 0.37% más barato que el cierre del pasado lunes. Y comparado con el pasado jueves, cuando el dólar se vendió en 19.60 al mayoreo, siendo el peor nivel del 2019, significó una apreciación del 1.43% para la moneda mexicana.

El peso fue impulsado por el debilitamiento generalizado del dólar.

Este martes, se publicaron los datos de la inflación en Estados Unidos que durante febrero se ubicó en una tasa interanual de 1.5%, por debajo de las estimaciones del mercado de 1.6%. Con lo anterior, la inflación desciende por cuarto mes consecutivo desde 2.5% en octubre del año pasado, como consecuencia de un descenso en precios de bienes de consumo como vehículos nuevos y usados y medicamentos.

“La menor inflación es consecuencia de una desaceleración gradual de la actividad económica, lo que ha llevado a la Fed a adoptar una postura menos restrictiva y al mercado a especular que no volverán a subir la tasa de interés durante el año”, explicó el análisis del Banco Base.

“Suspensión temporal” de Dos Bocas empuja al peso

Según el análisis, la apreciación del peso también está asociada a noticias internas. De acuerdo a medios, Arturo Herrera, subsecretario de Hacienda, dijo que la administración federal decidió suspender temporalmente el proyecto de construcción de la refinería de Dos Bocas, Tabasco, ante un contexto de bajo crecimiento económico.

Asimismo, dijo que los 2.5 mil millones de dólares presupuestados para la construcción de la nueva refinería, serán utilizados para realizar inversiones en las áreas de “exploración y producción”.

Herrera dijo que el proyecto de construcción de Dos Bocas no se aprobará hasta que no se tenga la planeación completa y se confirme que el presupuesto no excederá los 8 mil millones de dólares.

Asimismo, el funcionario mencionó frente a inversionistas de Londres, que en las próximas seis semanas se presentará un borrador de plan de negocios, en donde se incluirán las “necesidades y condiciones financieras con un plan de producción”.

Finalmente, ante los comentarios más recientes de las agencias calificadores, el subsecretario de Hacienda dijo que, si hay que ajustar algo para cumplir con las metas del gobierno federal, no será el objetivo fiscal.

“La posibilidad de que la Secretaría de Hacienda esté preparándose para ajustar el gasto público, ante riesgos a la baja para los ingresos fiscales, envía una señal positiva a los mercados financieros. No obstante, será necesario que se mantenga una comunicación clara y que las decisiones de la administración sean congruentes con un cumplimiento de sus objetivos fiscales”, advirtió el Banco Base.

Acerca del autor

Comunicólogo hecho por la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM; reportero labrado en Proceso.

Comentarios