La CNDH da estatus de “desaparecidos” a los 22 supuestos migrantes

Luis Raúl González Pérez, presidente de la CNDH. Foto: Germán Canseco Luis Raúl González Pérez, presidente de la CNDH. Foto: Germán Canseco

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) enfatizó que 22 personas -probables migrantes- están en calidad de desaparecidas en Tamaulipas, por lo que solicitó medidas cautelares para localizarlas y salvaguardad su integridad.

Sin confirmar las versiones públicas sobre un posible secuestro masivo, la CNDH sólo informó que solicitó dichas medidas a diversas autoridades federales y de Tamaulipas.

Por la mañana, el presidente Andrés Manuel López Obrador refirió que el presunto secuestro de un autobús, en el que supuestamente viajaban migrantes centroamericanos, es investigado, pues hasta ahora no hay indicios suficientes.

En este contexto, la Comisión solicitó que “se realicen todas aquellas acciones necesarias y suficientes para agilizar su búsqueda y localización para evitar daños irreparables a sus derechos a la vida, a la seguridad y a la integridad”.

Para la CNDH, las investigaciones por la desaparición de las personas migrantes, deben conducir a la identificación de nacionalidad de las víctimas, indagatorias que deben contemplar el resguardo de las videograbaciones registradas en el tramo carretero donde desaparecieron, y otro tipo de diligencias, todo encaminado a “garantizarles el derecho a la justicia en su modalidad de procuración”.

En un comunicado el organismo puntualizó que las personas desaparecidas están en una condición de “vulnerabilidad múltiple”, toda vez que “probablemente sean personas migrantes que abandonaron su lugar de origen y están en nuestro país de manera irregular y sin registro alguno”.

Agregó que por la información conocida, los presuntos migrantes estarían en una situación de “riesgo extraordinario”, de ahí el peligro de que, si no se realizan acciones de búsqueda y localización, se puede poner en riesgo su integridad personal y su vida, al ser probables víctimas de delitos en su contra”, sin descartar que “se les puedan ocasionar daños de imposible reparación a la integridad física e incluso la vida”.

Las medidas cautelares fueron dirigidas a la subprocuradora de Derechos Humanos, Prevención del Delito y Servicios a la Comunidad de la Fiscalía General de la República (FGR), Sara Irene Herrerías Guerra; al titular de la Unidad de Derechos Humanos de la Policía Federal, Cuauhtémoc Salvador Ortega Nila; al secretario General de Gobierno de Tamaulipas, César Augusto Verástegui Ostos; al procurador General de Justicia del Estado de Tamaulipas, Irving Barrios Mojica, y al secretario de Seguridad Pública de la entidad, contraalmirante Augusto Cruz Morales.

Comentarios

Load More