EU pone en cuarentena a más de dos mil migrantes con enfermedades contagiosas

CIUDAD DE MÉXICO (apro).– La Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) de Estados Unidos mantiene en cuarentena a más de dos mil migrantes que contrajeron influenza, varicela, paperas y otras enfermedades contagiosas.

“Hasta el 7 de marzo de 2019 había un total de 2 mil 287 detenidos que habían sido expuestos a un detenido con una enfermedad contagiosa”, dijo Brendan Raedy, portavoz del ICE, en un comunicado.

Agregó que el ICE “se toma muy en serio la salud, la seguridad y el bienestar de las personas a nuestro cargo”.

Hasta la primera semana de marzo, el ICE tenía bajo custodia a más de 50 mil personas.

Las autoridades federales adjudican los brotes infecciones a las malas condiciones sanitarias de los países de origen de los migrantes.

Sin embargo, reportes recientes de medios locales advirtieron que los migrantes reciben una mala atención médica en las cárceles del ICE.

En 2018, el ICE reportó 423 detenidos que enfermaron de influenza y 461 de varicela. Los brotes se detectaron en centros de detención de Misisipi, Colorado, Texas y Arizona.

Desde octubre se reportaron 186 casos de paperas en personas de entre 13 y 66 años de edad, quienes fueron puestos en cuarentena.

David Persse, funcionario de salud en Houston, atribuyó la semana pasada la crisis sanitaria a la gran cantidad de personas encerradas en las instalaciones de ICE, “porque llevas a mucha gente y los alojas en espacios reducidos durante largos periodos”.

Entre junio y julio de 2018, hubo un brote sanitario en la prisión federal Victorville de California, que recibió a casi mil migrantes debido a la política de “tolerancia cero” con los migrantes del gobierno del presidente Donald Trump.

De acuerdo con Univision, en ese periodo se reportaron unos 40 casos de sarna y tres de varicela, mientras que los trabajadores reportaron falta de personal, médicos y recursos.

En su comparecencia ante el Congreso del pasado 6 de marzo, el comisionado de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP), Kevin McAleenan, atribuyó la situación a las condiciones de los países de origen de los migrantes, “donde la pobreza y la enfermedad son rampantes”.

Dijo que muchos de los detenidos “nunca han visto a un médico ni han recibido inmunizaciones, o han vivido en condiciones sanitarias”, además que el viaje en “lugares cerrados en trenes y autobuses pueden acelerar la propagación de enfermedades transmisibles”.

Sin embargo, inspecciones realizadas por la Fiscalía General de California detectaron problemas en la atención médica ofrecida en diez centros del ICE, los cuales albergan a más de 74 mil personas, y donde el servicio médico es “inadecuado”. (Con información de Notimex)

Comentarios