Pell, el tercer hombre más poderoso del Vaticano, es condenado a seis años de prisión por pederastia

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El cardenal australiano George Pell, quien fuera el tercer hombre más poderoso del Vaticano, fue condenado hoy a seis años de prisión por cinco delitos de pederastia ocurridos hace más de 20 años, uno de ellos por penetración.

El juez australiano Peter Kidd, del estado de Victoria, precisó que Pell deberá cumplir tres años ocho meses de condena antes de pedir libertad condicional, lo que podría hacer a partir de octubre de 2022.

Durante la lectura de la sentencia, el juez señaló que durante el juicio Pell actuó con “sorprendente arrogancia” y siempre esgrimiendo su inocencia, lo cual es “su derecho”, y tampoco mostró “remordimiento o contrición”.

Pell fue detenido el 27 de febrero, a la espera de conocer su sentencia, acusado de abusar de menores de edad que trabajaban en el coro de la catedral de San Patricio, en Australia.

Luego de leer la sentencia, el juez dijo que su decisión “no fue sencilla”, pues también tomó en consideración la avanzada edad y la deteriorada salud del cardenal. Pero tuvo que pedirle que estampara su firma en el registro de agresores sexuales, en donde “permanecerá de por vida”.

Pell fungía como tesorero del Vaticano, por lo que era el tercer hombre más poderoso de la Curia Romana, después del Papa y del secretario de Estado. Además formaba parte del pequeño grupo de cardenales que asesoran al pontífice en el gobierno de la Iglesia universal. Pero tuvo que dejar ambos cargos para hacer frente al proceso en su contra, que culmina con la sentencia de hoy.

Sin embargo, los abogados del cardenal ya apelaron la sentencia, mediante un recurso que se abordará en junio próximo, para decidir si procede o no.

Comentarios