Hacen paro en la Facultad de Ciencias Políticas de la UAQ; “nos falta escuchar”: directora

QUERÉTARO, Qro. (apro).- La Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ) suspendió sus actividades desde el jueves 14 por un paro estudiantil.

La directora, Marcela Ávilla Eggleton, reconoció que por lo menos desde el 2005 en que ella comenzó a dar clases, no había ocurrido un hecho similiar en esa facultad.

“Yo creo que tenemos que aprender a dialogar más, creo que a veces estamos, todos, los administrativos, los profesores, estudiantes, estamos de pronto con nuestra visión de cómo deben ser las cosas y en ocasiones las otras partes están básicamente buscando lo mismo ¿no?, o cuestiones similares”, dijo.

El problema detonó por problemáticas que desde hace tiempo tienen estudiantes con el sistema administrativo, curricular y académico de la materia de Inglés en la Facultad, que en lugar de representarles un beneficio, les llega a significar un lastre a lo largo de sus carreras.

“El tema del inglés ha sido problemático desde su implementación en 2016, pero se han ido haciendo ajustes en el camino. La primera generación que ingresó con este plan es la que lo ha tenido más difícil por los problemas”, explicó la directora de la Facultad.

La tarde de este viernes los paristas se reunieron con la rectora de la UAQ, Teresa García Gasca, y con la directora de la Facultad de Ciencias Políticas, Marcela Ávila, durante cerca de dos horas para dialogar y llegar a un acuerdo.

“Nos cuesta trabajo escuchar cuáles son los matices o cuál es la forma de plantearlo. Yo tengo la impresión que, de verdad, el acuerdo al que se llegó hoy fue el mismo que se presentó el día de ayer antes de la huelga (paro estudiantil), salvo algunas precisiones, sobre los cómos, que no dependían de nosotros”, señaló Ávila.

En la reunión, la rectora Teresa García Gasca admitió que es necesario restructurar el plan de inglés en la facultad, lo cual dijo que desde hace tiempo se ha intentado hacer.

García Gasca relató que la directora, Marcela Ávila, intentó que el esquema de la materia de inglés de la Facultad se homologará con el de otras facultades de la Universidad, que han resultado exitosos.

Sin embargo, explicó que esos cambios no ocurrieron por falta de personal docente que pudiera cubrir la demanda de estudiantes.

“Lamentablemente (el coordinador actual) no tiene cabida con su grupo de profesores para cubrir todo, entonces logra acomodar a los chicos de Química, los logra asociar, pero en el caso de la doctora Marcela (directora de Ciencias Políticas) lo que le dice es que estarían a disposición de cupo, que ya no les es posible cubrir a las dos facultades y que entonces para Ciencias Políticas, para quien haya cupo sí, pero que si no hay cupo, ya no podrían entrar y la doctora Marcela dice: ‘pues no, no puedo, ¿cómo parto a los chicos?, o sea, no puedo partir a los chicos'”.

Ávila Eggleton expuso que 1 de cada 5 estudiantes tienen problemas con el inglés, por lo que dijo que están preocupados en los casos donde los chicos terminan sus materias curriculares y tienen problemas para titularse porque deben la materia de inglés.

En la reunión, las autoridades universitarias accedieron a cumplir, con algunas reservas de tipo administrativo, con 6 de los 7 puntos del pliego petitorio.

Sobre las cuatro horas de clase a la semana con una hora de laboratorio o Tecaal, como ocurre con otras de sus materias, las autoridades les explicaron que no podían dejarlo en 4 horas, porque habría que hacer las modificaciones curriculares, pero sí podían valer una quinta hora que puede quedar como actividades que los estudiantes hacían o hacen fuera de su horario, como horas de Tecaal.

Sobre el examen de colocación semestral, para poder estudiar por fuera y brincar niveles rápidamente, dijeron que no sería un examen con ese nombre, pero podían buscar otra denominación.

“Es un formalismo, sí se puede, pero tendríamos que llamarlo de otra forma”, les dijo la directora Marcela Ávila.

Aceptaron que sí se concederá libre cátedra para los maestros de inglés con un plan de estudios personalizado por ellos y por los alumnos con el fin de alcanzar metas en conjunto.

Que los mock exam o exámenes simulacro formen parte de la evaluación como parciales, con la posibilidad de exentar.

La directora aclaró que ese punto lo decidirá el profesor de acuerdo con su libertad de cátedra y cumpliendo con los criterios del Reglamento de Estudiantes.

“Sí, dependiendo de la forma en la que el maestro decida evaluar, como siempre el profesor presenta su programa y presentará la forma de evaluar”.
También accedieron a que las conversaciones con nativo hablantes, formen parte de la clase y no sean una sesión aparte.

Así como deslindarse de la profesora Rebeca Rabell, como parte de la estructura de la materia y como profesora de la facultad, ante lo cual las autoridades universitarias respondieron que ella ya fue jubilada y que ya no está como coordinadora de la materia de Inglés.

Respecto a otro punto que consiste en la reducción de niveles de inglés, para la titulación, de 8 a 5, tanto la rectora como la directora de la facultad les aclararon que eso no sería posible por el momento, ya que antes debería de reformarse el plan de estudios de las licenciaturas que no es una decisión unipersonal, sino colegiada y que es más difícil justificar académicamente.

“La respuesta, para que les quede claro es: no se puede porque la currícula marca 8 niveles, no podría de ninguna manera titularse con 5 o egresar con 5, tienen que ser los 8 porque así está el plan, lo otro sería hacer el cambio de plan, pero para hacer el cambio de plan tienen que pasar varias cosas y entre ellas justificar académicamente por qué si se les ofrecían 8 niveles y les daban una competencia mayor, se les van a ofrecer ahora sólo 5”, aclaró la rectora Teresa García Gasca.

Los otros cambios, advirtieron las autoridades, se aplicarán a partir del próximo semestre que inicia en agosto.

Los planteamientos que resultaron del encuentro con las autoridades universitarias, serán presentados ante la asamblea de estudiantes en paro, para determinar si el paro termina o continuará.

Comentarios