Sheinbaum presume baja en delincuencia, pero se dice insatisfecha por resultados; la reciben con protestas

La Jefa de Gobierno Claudia Sheinbaum. Foto: Miguel Dimayuga La Jefa de Gobierno Claudia Sheinbaum. Foto: Miguel Dimayuga

CIUDAD DE MÉXICO (proceso.com.mx).- En su informe de 100 días de gobierno y en medio de protestas de trabajadores de su administración, Claudia Sheinbaum destacó la disminución en los delitos de homicidio y robo de vehículo y, aunque admitió que no está satisfecha con los resultados del combate a la inseguridad, defendió la estrategia implementada.

“Aun con tendencias hacia la baja, no estamos satisfechos con los resultados. Sin embargo, estamos convencidos que la estrategia es correcta y vamos a trabajar para presentar los resultados que desea la ciudadanía”, dijo en el Teatro de la Ciudad “Esperanza Iris”.

Acompañada al frente por los secretarios de Gobierno, Rosa Icela Rodríguez; de Seguridad Ciudadana, Jesús Orta; la procuradora general de Justicia, Ernestina Godoy, destacó que el delito de homicidio doloso bajó en los tres primeros meses de su gobierno, ya que el promedio diario pasó de 5.19 en diciembre de 2018 a 4.8 en lo que va de marzo de 2019.

Respecto a robo de vehículo, Sheinbaum Pardo comentó que en diciembre pasado la delincuencia se robaba 44 unidades en promedio al día, mientras que en marzo, solo hurta 35 diarios.

Frente a Beatriz Gutiérrez Müller, esposa del presidente Andrés Manuel López Obrador, como invitada especial –quien fue aplaudida-, la funcionaria reconoció que la inseguridad es el tema que más preocupa a los capitalinos.

Luego, se salió del guion para reiterar que su gobierno halló maquillaje de cifras en delitos como homicidios, robo de vehículos y violaciones que dejó el gobierno de Miguel Ángel Mancera, situación que -dijo- dificulta generar una línea de línea de tiempo para analizar las estadísticas.

La exdelegada en Tlalpan destacó los resultados del programa “Sí al desarme, sí a la paz” -que en dos meses ha recolectado 712 armas cortas y 120 largas, entre otros-, el aumento de 5% al salario de los policías, el retiro de mil 400 escoltas gratuitas a personas que, por ley, no las debían tener; así como la desaparición del cuerpo de granaderos y la coordinación con el gobierno federal y el del Estado de México.

Del combate a los cárteles del crimen organizado, los asaltos en trasporte público, en casa habitación, en la calle y negocio, las extorsiones, los secuestros no dijo ni una sola palabra. Cuando terminó su discurso, alzó los brazos en señal de victoria y abrazó a la procuradora Ernestina Godoy y así, salió caminando del escenario.

“El arranque”

Durante una hora y 15 minutos de discurso, Claudia Sheinbaum destacó las principales acciones de su gobierno en los primeros 100 días, aunque fueron más las medidas que enunció a futuro, como si fuera aún un acto de campaña.

Entre las acciones destacadas por la exsecretaria de Medio Ambiente mencionó el “fin a los privilegios de altos funcionarios” y recordó que ella se traslada en su propio auto y a veces en el Metro. Mencionó también el esquema de ahorros en la gestión pública por más de 25 mil millones de pesos y la optimización de recursos para invertir en la administración pública.

Además, enlistó el combate a la corrupción en el tema inmobiliario y en el Instituto de la Vivienda, la intervención en el Heroico Cuerpo de Bomberos para “acabar con la corrupción y los malos tratos”, la eliminación de 16 programas sociales “dedicados a la compra del voto” y dijo que, en tres meses, la Comisión para la Reconstrucción por el sismo del 19 de septiembre de 2017 “ha logrado lo que no hizo el otro gobierno en un año y medio”.

Ya encarrerada, Sheinbuam Pardo se ufanó de la “facilidad” con la que “cualquier persona se puede acercar a la jefa de gobierno”. Como muestra, dijo que lleva 55 audiencias en las que “personalmente” ha atendido a 2,717 personas.

En materia de movilidad, destacó el rescate de unidades de la RTP, el Trolebús y el Metro. Por cierto, destacó el trabajo de su directora, Florencia Serranía, pero omitió hablar de las más de dos semanas que llevan sin funcionar las escaleras eléctricas de varias líneas sistema.

“Podemos decir que hemos avanzado en la mayoría de las acciones que nos planteamos, pero si bien contentos por servir al pueblo, estamos apenas en el arranque y necesitamos meter más el acelerador para cumplir con todos los compromisos que establecimos con la ciudadanía”, dijo.

Entre los más de 40 aplausos que se llevó la funcionaria, sonaron los de Martí Batres, presidente del Senado, Yeidkol Polevnsky, presidenta nacional de Morena, y el senador Mario Delgado. Las palmas ausentes fueron los de figuras de la oposición. De hecho, el único alcalde no militante de Morena que asistió fue Adrián Ruvalcaba, de Cuajimalpa.

Las protestas

El inicio del informe de los 100 días estaba programado a las 10 de la mañana, pero comenzó unos 40 minutos después, ya que la jefa de gobierno no llegaba.

Foto: Sara Pantoja
Foto: Sara Pantoja

Y es que, afuera del Teatro de la Ciudad, había al menos tres manifestaciones. La primera fue de la familia de Ricardo Bautista García, policía auxiliar, quien murió el pasado lunes 11 a raíz de un accidente con el Metrobús. La Procuraduría General de Justicia abrió la carpeta de investigación CI-FBJ/BJ-2/C/D/00426/03 2019R1 por el delito de homicidio culposo por tránsito de vehículo.

Sus padres y su hermano acusaron que el joven de 29 años había sido amenazado de muerte por denunciar actos de corrupción y “huachicoleo” con las patrullas de la Policía Auxiliar. También señalaron la existencia de “mandos inmorales y corruptos”. Por ello, en medio del llanto de la madre, adulta mayor, exigieron la destitución de Lorenzo Gutiérrez Ibáñez.

La segunda manifestación estuvo a cargo de integrantes de la Asamblea de Docentes Semiescolar del Instituto de Educación Media Superior (IEMS), quienes denunciaron la simulación de mesas de diálogo para resolver su demanda de reconocimiento laboral y basificación inmediata.

Los inconformes explicaron que son 250 profesores que desde hace 11 trabajan con un sistema de educación aprobado durante la administración de López Obrador, y que la nueva secretaria de Educación, Rosaura Ruiz, “no quiere reconocer”.

Dijeron que ya llevaron la queja a la Presidencia de la República y tampoco han obtenido respuesta. “¡Le dimos nuestro voto a la doctora Sheinbaum, confiamos en ella y no nos ha cumplido!”, gritaron.

Un tercer grupo de manifestantes se identificó como la AGT, reclamó los despidos injustificados y exigió su reinstalación inmediata.

Foto: Sara Pantoja
Foto: Sara Pantoja

Con la presión del reloj, el subsecretario de Gobierno, Arturo Medina, salió al frente para escuchar a los manifestantes y les ofreció la atención inmediata de la Dirección de Concertación Política, con la condición de que se retiraran del lugar y se fueran a la sede del gobierno capitalino.

Minutos después de que se retiraron los manifestantes, llegó la jefa de gobierno en su auto particular. Sin gente que le mostrara su apoyo. No hubo cierres viales ni porras, globos o papelitos de colores al aire, como cuando tomó protesta el pasado 5 de diciembre en la Cámara de Diputados local y luego, en el mismo Teatro de la Ciudad.

Al final del acto, Sheinbaum tampoco repitió su caminata triunfal hacia a su oficina en el Antiguo Palacio del Ayuntamiento.

Comentarios

Load More