La familia entró en fase de “alto riesgo y desintegración”, dicen hermanos de Miroslava Breach

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- A dos años del asesinato de la periodista chihuahuense Miroslava Breach Velducea, las consecuencias de su voz silenciada son más profundas en la familia y en el gremio local.

Su crimen se sumó al de cientos de periodistas que han matado en el país y que acumulan un 99.97% de impunidad de acuerdo con el Comité Internacional de Protección a Periodistas.

En la Ciudad de México y en Ciudad Juárez realizarán homenajes para conmemorar su trabajo y su vida, mientras su caso queda aún impune entre la rebatinga de resultados de autoridades estatales y federales, sin que hasta ahora toquen a las cabezas del grupo delictivo que habría enviado asesinarla y menos de políticos involucrados en la narcopolítica que ella misma señaló en su trabajo.

Los hermanos de Miroslava, los Breach Velducesa, también originarios del municipio de Chínipas, han permanecido unidos y con un grito firme de exigencia. Pero parte de la familia se ha alejado y desunido.

En el segundo aniversario, pasado el duelo más difícil y cuando se comienza a tomar conciencia de lo ocurrido, los hermanos Breach Velducea expresan:

“La familia se queda con el dolor por una muerte violenta difícil de procesar y aceptar racionalmente, trayendo consigo sentimientos de impotencia, coraje y decepción ante la simulación de las autoridades encargadas de la investigación”

Y comparte la situación por la que atraviesa la familia de la periodista asesinada:

“Tenemos pérdidas de las que se habla poco, sobre todo cuando se exige justicia y se presiona a las autoridades. La familia directa de Miros entró en fase de alto riesgo y desintegración.

“Muchos de los miembros que aún viven en Chínipas son parte de la red de narcotráfico; otros que no, el temor los obliga a mantener un silencio y distancia muy marcadas de los hermanos Breach Velducea. Hasta amigos allegados perciben el riesgo y optan por lo mismo. Personalmente, lo que lastima es el temor a perder a otro ser querido, la sensación de peligro e intranquilidad que se vive día a día al andar en la calle, o que otro ser querido se convierta en rehén o futura víctima”.

En ese contexto reporteaba Miroslava Breach y estaba determinada a no callar, porque “el silencio es complicidad”.

La familia habla además sobre el papel de la prensa en la cobertura de narcotráfico y víctimas de la violencia.

“Nos lastima, es deprimente y desesperanzador leer titulares periodísticos cada semana o a diario, sobre la vida y opiniones de familiares de narcotraficantes como si se tratara de figuras públicas dignas de tomar en cuenta o difundiendo sus fotos elegantes, cuando esa elegancia y vida de lujos, la paga la droga y el infierno que ésta genera a su alrededor, pasando por alto su participación o complicidad, de alguna forma, en esta actividad delictiva”.

Y retoman titulares de prensa para demostrar su dicho:

“Esto es lo que opina Emma Coronel sobre el gobierno de AMLO”, “Mamá del Chapo pide a AMLO regrese su hijo a México porque lo extraña”.

La familia destaca que pronto se cumplirán dos años del asesinato de Miroslava y “la cacería de periodistas es imparable en este país y tristemente lo constatamos cada semana, cada mes.

“El país pierde voces y las plumas que critican, que cuestionan, que destapan la corrupción y los intereses oscuros que se imponen sobre el respeto a la vida, a las garantías individuales como la libertad de expresión y el derecho a la información real y profunda que proporcionan los periodistas comprometidos con su ética profesional.

“El país pierde mucho y tristemente lo constatamos cuando vemos que emerge entre todo este caos y miedo a la verdad, una clase de ‘periodismo’ hueco y superficial que sólo es comparsa de intereses oscuros y que contribuyen a la descomposición de valores sociales, llenando sus páginas de banalidades y noticias morbosas”, lamentan los hermanos Breach Velducea.

Y también cuestionan a los gobiernos, que ahora se disputan los avances logrados con la investigación del homicidio de Miroslava sin que se hayan atrevido a llegar al fondo de la narcopolítica:

“Muchos le apostamos a la alternancia, pero a la postre, avizoramos promesas falsas en cuanto a la procuración de justicia. Que nos pregunten a las familias víctimas de la violencia qué sentimos y pensamos cuando el presidente expresa que la función de su gobierno no es capturar narcotraficantes, cuando vemos que los derechos de los delincuentes están por encima de los derechos de la víctimas, cuando la víctima de un asalto o robo domiciliario termina procesado por ‘excederse en su defensa’, que nos respondan por qué carajos tanto delincuente es liberado por errores en el proceso (por omisiones o intenciones) de las autoridades encargadas de llevarlo a cabo. Es frustrante pensar: ‘Estamos en México’”.

El caso, impune

Desde diciembre de 2017 sólo hay un detenido por el homicidio de Miroslava Breach: Juan Carlos Moreno Ochoa “El Larry” (presunto jefe de sicarios, a quien el gobierno estatal de Chihuahua ha llamado autor intelectual). Unos días antes de su captura, asesinaron en Álamos, Sonora, al presunto autor material: Ramón Andrés Zavala Corral, y las autoridades estatales identificaron a Jaciel Vega Villa como la el chofer que condujo el automóvil en el que se trasladaron los homicidas a la casa de la periodista para asesinarla, el 23 de marzo de 2017.

Su caso está relacionado con el grupo delictivo “Los Salazar”, del cartel de Sinaloa. Miroslava Breach evidenció la actividad delictiva de ese grupo y dio voz a las víctimas.

Uno de los reportajes de Breach Velducea, por el que recibió amenazas, fue el que evidenció, entre otros, precandidatos a alcaldías serranas, como el caso de Juan Salazar Ochoa, precandidato a la presidencia municipal de Chínipas. Él es identificado como integrante del grupo delictivo mencionado.

Una vez que se dio a conocer la procedencia del precandidato, el PRI lo quitó de su lista y en su lugar nombró a Ramón Quinto Agramón Varela, quien ganó la contienda y ahora es uno de los testigos llamados a declarar por parte de la defensa de Juan Carlos Moreno Ochoa “El Larry” en el juicio oral que está a cargo de un juez federal.

Hasta ahora, tampoco han investigado quién permitió que Juan Salazar Ochoa fuera registrado como precandidato del PRI, tampoco quién ordenó bajarlo cuando se hizo pública su procedencia.

Durante el proceso electoral de 2016 cuando se renovó la gubernatura r 67 alcaldías fueron revelados los vínculos de algunos candidatos con el crimen organizado y en marzo de ese año, el PRI cambió por lo menos a dos de sus postulados en Chínipas y en Bachíniva.

En junio de ese mismo año, quien era vocero del PAN estatal, Alfredo Piñera Guevara, hizo dos llamadas para preguntar las fuentes de los reportajes en los que se revelaban tales vínculos. El interés de las llamadas era deslindar a Hugo Schultz porque del grupo delictivo mencionado.

En la audiencia de vinculación a proceso de Moreno Ochoa, el único detenido por autoridades federales y estatales en el caso, el Ministerio Público leyó y mostró los diálogos de las llamadas que hizo Piñera.

Piñera declaró que el exsecretario general del PAN, José Luévano (quien era secretario particular del gobernador Javier Corral cuando se realizó la audiencia y quien actualmente es el director del Instituto Chihuahuense de Infraestructura Física y Educativa), le ordenó hacer las llamadas porque así lo solicitaba Hugo Schultz.

Y Hugo Schultz confesó, que él entregó los audios de las llamadas a integrantes del grupo delictivo.

Esas llamadas grabadas fueron localizadas por la Fiscalía General del Estado en el cateo de una vivienda de uno de los implicados en el homicidio. Se encontraban en una laptop.

El 2 de febrero de 2018, dos meses antes de que la Feadle atrajera el caso, el gobernador de Chihuahua, Javier Corral, reiteró en su segundo informe de gobierno que el único imputado por el homicidio, Juan Moreno Ochoa “El Larry”, es el autor intelectual del homicidio de Miroslava.

La segunda semana de abril de 2018, la Procuraduría General de la República (hoy Fiscalía), atrajo el caso del homicidio de Miroslava Breach Velducea.

El titular de la Fiscalía Especializada en Atención en Delitos contra la Libertad de Expresión -que depende de la FGR-, Ricardo Sánchez Pérez del Pozo, reconoció en diciembre pasado en una entrevista con Apro, que no han logrado establecer la política como línea de investigación, y afirmó que no han cerrado aún ninguna línea.

El juzgado federal que lleva el caso anunció en enero pasado que la apertura del juicio oral será hasta el 4 de noviembre de este año.

Celebración luctuosa

Los hermanos de Miroslava Breach, periodistas y las organizaciones Propuesta Cívica, Reporteros sin Fronteras, Open Society, Cencos y Goethe Institut, realizarán el homenaje #SilencioEsComplicidad en la Casa Refugio Citlaltepec de la Ciudad de México, los días 21 y 22 de marzo, para recordarla.

Rosa María Breach Velducea, hermana de Miroslava, expondrá su obra pictórica elaborada después del homicidio de la corresponsal de La Jornada. Ahí mismo ofrecerá la charla inaugural “Grito de rebeldía y esperanza”.

Al siguiente día, se realizarán mesas de discusión conformadas por periodistas y organizaciones.

En Ciudad Juárez también realizarán una manifestación en las instalaciones del gobierno estatal, conocidas como Pueblito mexicano.

Comentarios