Me lanzan la maquinaria del Estado, pero el equipo lo armó Fernando García, delata Krauze

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El escritor Enrique Krauze afirmó ser víctima de la “maquinaria del Estado” y de “los medios afines al poder” al identificarlo como orquestador de la guerra sucia contra Andrés Manuel López Obrador, con vastos recursos de grandes empresarios, que otra vez negó.

“Es el poder, los medios afines al poder y el Poder Legislativo cercano al poder. Toda esta maquinaria es el Estado mexicano muy fuerte”, aseguró el director de la revista “Letras libres” y contratista de los gobiernos de PRI y PAN, quien no identificó a los “medios afines al poder”.

Y, en vez de eso, aseguró que está siendo “criminalizado” por algo de lo que es ajeno, la concepción e instrumentación de un plan de guerra sucia financiada por magnates como Agustín Coppel y Alejandro Ramírez Magaña, aunque sí identificó como el artífice a su ayudante Fernando García Ramírez.

“Yo soy una persona, yo me represento únicamente a mí. No maquiné nada. Punto”, aseguró Krauze, en entrevista en el noticiero que conduce Ciro Gómez, en el que pareció retractarse de demandar legalmente a la diputada federal Tatiana Clouthier por implicarlo en la trama en su libro “Juntos hicimos historia”.

Pese a que él mismo amagó con demandarla, y luego de que Clouthier lo retó en la revista Proceso a que lo haga –“nos vemos en los tribunales”–, Krauze respondió:

“Esa es la bravata de una diputada con fuero y de una mujer que habla desde el poder”.

A pregunta específica si sigue analizando demandar a Clouthier, Krauze pareció desdecirse, porque se dijo muy creyente de la libertad de expresión.

“A veces la libertad de expresión lo afecta a uno con calumnias, como esta, pero yo soy un creyente de la libertad de expresión. Digamos que tengo abierta esa puerta, pero yo no puedo dejar de subrayar que la libertad se combate como lo estoy haciendo, abierta y francamente, con la libertad. La libertad se defiende con la libertad, el abuso de la libertad se defiende con el uso recto y responsable de la libertad”.

En la entrevista con Proceso, Clouthier no sólo ratifica que tiene pruebas de que Krauze orquestó la guerra sucia contra López Obrador, sino que afirmó que el historiador amenazó con demandarla si lo publicaba. “Me mandó decir, indirectamente, que pobre de mí que me atreviera, porque me iba a demandar”.

–¿Así? –le preguntó el reportero.

–Hizo el comentario como para “dile a Juan para que te oiga Pedro”, ¿no?

En la entrevista en Radio Fórmula, Krauze también desmintió al escritor Ricardo Sevilla, quien aseguró que trabajó en el equipo que trató de desprestigiar a López Obrador, y le trasladó toda la responsabilidad a García Ramírez.

“Se me está criminalizando en el testimonio de este señor y a partir de ahí se soltó toda la ola. No lo conozco, nunca lo recluté (…) Yo tenía cosas más importantes que hacer que estar en un complot político”, subrayó.

“Ese equipo no es mío. Ese equipo lo hizo Fernando García Ramírez”, afirmó Krauze, quien admitió que éste es su amigo y mantiene y mantenía diálogo con él.

Krauze insistió en que está siendo criminalizado y acotó: “Mientras esto ocurre, un puñado de senadores de oposición tiene en sus manos evitar la revocación de mandato. Esto creo que podría conducirnos a la reelección, nada menos”.

Y añadió:

“Cuando se están pasado estas reformas absolutamente centrales se suelta esta mentira, avalada por varios medios afines al gobierno y por un libro de la coordinadora de la campaña”.

 

Acerca del autor

Reportero de Proceso desde 1994, Premio Nacional de Periodismo en periodismo de investigación y autor de tres libros.

Comentarios