Sentencian a 79 años de prisión a expediatra que abusó de al menos 31 niños

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Johnnie Barto, expediatra de Pensilvania, fue sentenciado a 79 años de prisión por abusar sexualmente de 31 niños a lo largo de su carrera, la mayoría de ellos pacientes de entre ocho y 12 años quienes cargan con consecuencias psicológicas como ansiedad y depresión.

Barto fue sentenciado por decenas de cargos, entre ellos por agresión indecente agravada y por poner en riesgo a un menor.

De acuerdo con la fiscalía, el médico pasó décadas abusando de niños y niñas en su consultorio pediátrico en el oeste de Pensilvania y en hospitales locales sin que los reguladores médicos del estado intervinieran en todo ese tiempo.

La mayoría de las víctimas tenían entre ocho y 12 años de edad cuando sufrieron abuso, pero también un bebé fue víctima del expediatra.

En persona o a través de la fiscalía, un total de 19 personas declararon sobre el impacto que sufrieron las víctimas y describieron cómo Barto les hizo sentir desesperación, les causó depresión y ansiedad y temor a otros médicos.

La propia esposa del médico, Linda Barto, habló del impacto que le causaron los hechos que desconocía.

“Me había estado mintiendo sobre todo durante los 52 años que llevo de conocerlo. Pasó toda su siniestra vida mintiendo y actuando a escondidas para realizar sus abusos de forma ininterrumpida”, declaró y afirmó que sentía dolor por las víctimas.

La fiscalía general había solicitado una pena de entre 31 y 62 años de prisión, pero finalmente la pena fue fijada en 79 años de prisión.

Barto se negó a declarar, pero en diciembre pasado ya se había declarado culpable de algunos cargos y se negó a disputar algunos otros. Esperó en prisión su sentencia.

Su abogado, David Weaver, informó que Barto aceptó los acuerdos de culpabilidad “para que su familia, las víctimas y él mismo pudieran comenzar con el proceso de sanación”.

Con información de AP

Comentarios