Detienen al expresidente de Brasil, Michel Temer, por corrupción

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El expresidente de Brasil Michel Temer fue arrestado este jueves por la Policía Federal por su presunta participación en el caso conocido como Lava Jato, la mayor operación de combate a la corrupción en la historia del país sudamericano que dejó al descubierto los desvíos millonarios de la petrolera estatal Petrobras.

La detención de Temer fue ordenada por el juez federal de Río de Janeiro, Marcelo Bretas, quien solicitó además el arresto del exministro Wellington Moreira Franco, colaborador del expresidente y su correligionario en el partido Movimiento Democrático Brasileño (MDB).

La Fiscalía ya había solicitado ante la Corte Suprema, en dos ocasiones, la apertura de juicios por corrupción contra Temer, pero el Congreso se negó autorizar los procedimientos por lo que todas las causas en su contra dependían de que perdiera el fuero con el fin de su mandato. Temer gobernó entre 2016 y 2018.

En septiembre del año pasado, una investigación de la Policía Federal brasileña sobre el caso Odebrecht determinó que Temer, entonces presidente, recibió sobornos de la constructora.

De acuerdo con el autor del informe policial, el comisario Thiago Delabary, además de los indicios de que el expresidente se benefició de “ventajas indebidas”, hay sospechas de que cometió los delitos de corrupción pasiva y lavado de dinero.

La investigación detonó en marzo de 2017 con base en el testimonio de Claudio Millo Filho, un exejecutivo de Odebrecht, en el marco de un acuerdo en el que se comprometió a colaborar con la Justicia y revelar sus delitos a cambio de que redujeran sus condenas.

Filho, confesó haber participado en mayo de 2014 en una cena en el Palacio de Jaburu, sede de la vicepresidencia, en la que dirigentes del MDB pidieron un soborno a Odebrecht a cambio de beneficiar a la empresa mediante contratos con el Ministerio de Aviación Civil.

En esa época Temer se desempeñaba como vicepresidente de la destituida presidenta Dilma Rousseff y Moreira Franco era ministro de Aviación Civil, y ambos estaban involucrados en la recaudación de fondos para las campañas electorales del partido.

Temer admitió que participó en la cena mencionada por el denunciante, pero alegó que en ningún momento negociaron valores o ventajas indebidas y que solo conversaron sobre posibles donaciones legales de Odebrecht al partido.

Con información de EFE

Comentarios