Policía política de Maduro detuvo al jefe de despacho de Guaidó

CARACAS (apro).- El Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) detuvo en la madrugada de este jueves al abogado Roberto Marrero, jefe del despacho del presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, quien aseguró que pese a “la nueva arremetida” del régimen no alterará “la ruta” en su lucha para que Nicolás Maduro cese en el poder.

“No nos van a sacar del camino”, afirmó Guaidó a la prensa tras la aprehensión de Marrero.

Guaidó, quien también preside el Parlamento venezolano, consideró la detención de su jefe de despacho como una nueva “afrenta” a su persona y a la comunidad internacional, además calificó el hecho como una “torpeza política” de la administración de Maduro.

Descartó que el arresto de Marrero sea un paso previo a su propia detención y dijo, dirigiéndose a Maduro, que “no se atreve o no manda” a apresarlo debido al respaldo internacional que tiene.

Cerca de las 3 de la madrugada, hora de Caracas, un grupo tipo comando del Sebin irrumpió en la residencia de Marrero y se lo llevó detenido, luego de registrar su vivienda. En el lugar se encontraba el parlamentario Sergio Vergara, quien es vecino de Marrero. El diputado denunció que su casa fue allanada también, pese a tener inmunidad parlamentaria.

Vergara aseguró que Marrero alcanzó a decirle, justo cuando el Sebin se lo llevaba detenido, que los funcionarios le habían sembrado dos fusiles y una granada. Al chofer del diputado también se lo llevaron detenido.

Guaidó, quien ha sido reconocido como presidente interino de Venezuela por unos 60 países, responsabilizó directamente a Maduro de los hechos, que consideró inconstitucionales, y aseguró que esas acciones “no nos van a desarticular” ni generar miedo.

“Están bloqueando una salida política”, advirtió el jefe del Parlamento durante un acto de entrega de donaciones a las Damas Salesianas en el este de Caracas, al sostener que pese a las “torpezas” de las autoridades la oposición mantendrá las acciones de calle y el cerco internacional para presionar la salida de Maduro del poder.

Agregó que “habrá acciones inmediatas” de la comunidad internacional por la detención de su mano derecha.

Las viviendas de Marrero y del diputado opositor Sergio Vergara, que son vecinos, fueron registradas la madrugada del jueves por unos 80 miembros del Sebin que se presentaron en el lugar con los rostros cubiertos por pasamontañas y armas largas, según denunció este último.

“En este momento están entrando en casa del diputado Vergara y en mi casa un grupo fuerte del Sebin”, dijo Marrero en una nota de voz en la que se escuchan de fondo fuertes golpes.

“Lamentablemente llegaron a mí. Sigan en la lucha. No se detengan. Cuiden al presidente”, agregó Marrero.

Las acciones de las fuerzas de seguridad fueron condenadas, entre otros, por el secretario de Estado estadounidense Mike Pompeo, quien exigió la liberación inmediata de Marrero. “Haremos responsables a los involucrados”, dijo Pompeo en su cuenta de Twitter sin ofrecer más detalles.

El enviado especial de Estados Unidos para Venezuela, Elliot Abrams, instó a la comunidad internacional a “reaccionar inmediatamente” ante la detención del colaborador de Guaidó e indicó que “habrá consecuencias” para todos los que participaron en esa acción.

Abrams descartó que por el momento Washington esté considerando un plan militar, pero reiteró que, como dice el presidente Donald Trump, “todas las posibilidades están sobre la mesa”.

Por su parte, el Grupo de Lima -que integran Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Guyana, Honduras, Panamá, Paraguay y Perú- emitió un comunicado en el que demandó “al régimen ilegítimo y dictatorial de Nicolás Maduro la inmediata liberación del señor Marrero y el pleno respeto del fuero parlamentario del diputado Vergara”, e hizo un llamado a los organismos internacionales de derechos humanos “a que ejerzan con decisión y de inmediato sus competencias respecto del Estado venezolano”.

La oficina de Derechos Humanos de la ONU también mostró su preocupación por esta nueva detención. “Instamos al gobierno (de Maduro) a respetar estrictamente el debido proceso y a revelar inmediatamente su paradero”, publicaron en su cuenta en Twitter.

A su vez, hizo responsable al gobierno de Maduro de la seguridad e integridad personal de Marrero y exigió “el cese del hostigamiento a los demócratas venezolanos y de las prácticas sistemáticas de la detención arbitraria y de la tortura en Venezuela”.

“Los cuerpos de seguridad siguen secuestrando a los ciudadanos”, dijo Vergara a la prensa. El legislador denunció que mientras lo sacaban detenido de su casa, Marrero le gritó que le “habían metido dos fusiles y una granada” dentro de la vivienda.

El opositor precisó que durante la operación fue detenido también su chofer, Luis Aguilar.

Horas después Guaidó se trasladó al edificio donde viven Vergara y Marrero, en el municipio Baruta del estado Miranda, adyacente a Caracas, donde se reunió con algunos diputados y colaboradores.

Dos de las puertas, una de hierro y otra de madera, fueron partidas a golpes y sacadas de sus bases para entrar por la fuerza al apartamento de Marrero, y Varias gavetas fueron abiertas y se lanzaron objetos al suelo, según se aprecia en videos que circularon por redes sociales.

Juan Guaidó, frente a la puerta de la casa de Marrero. Foto: AP / Ariana Cubillos

Juan Guaidó, frente a la puerta de la casa de Marrero. Foto: AP / Ariana Cubillos

Marrero y Vergara acompañaron a Guaidó durante una gira por Suramérica a finales de febrero, en el que sostuvo reuniones y el respaldo con los Jefes de Estado de Colombia, Ecuador y Paraguay.

Hasta el momento, las autoridades no han realizado comentarios al respecto.

Comentarios