CNDH advierte aumento en desaparición de personas en México

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Las desapariciones de personas en México no se han frenado y, por el contrario, van en aumento, informó la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) con motivo de la presentación de la Estrategia Integral para la Atención a Víctimas de Desaparición en el Estado de Jalisco.

El primer visitador general de la CNDH, Ismael Eslava Pérez, evidenció que a más de un año de la emisión de la Ley General en Materia de Desaparición Forzada de Personas, Desaparición cometida por Particulares y del Sistema Nacional de Búsqueda de Personas 18 entidades federativas siguen sin establecer su respectiva Comisión Local de Búsqueda y siete no han constituido o puesto en operación su Comisión Local de Atención a Víctimas.

Aseguró que en esta materia el Estado mexicano aún tiene una tarea pendiente, pues los avances obtenidos en la búsqueda y localización de las más de 40 mil personas desaparecidas son resultado del trabajo incesante e incansable de las familias y de la sociedad civil.

En representación del Presidente de la CNDH, Eslava Pérez puntualizó que esa deuda no podrá cubrirse en tanto las autoridades no garanticen condiciones mínimas de seguridad, que correspondan a un estado democrático de derecho, y acaben con el entorno de violencia, impunidad e ilegalidad.

Expresó que pese a las voluntades políticas reiteradamente expresadas, aún se está lejos de dimensionar y atender el problema de manera adecuada, puesto que la falta de investigaciones ministeriales homogéneas para la búsqueda, localización, investigación y sanción de los responsables de la desaparición de personas representa un problema estructural en materia de procuración de justicia.

Subrayó que la violencia, inseguridad, corrupción e impunidad que se presentan en diversas regiones del país propician e inciden en que la desaparición de personas sea un flagelo, debido a que sitúa a los agraviados y a sus familiares en un estado de abandono y revictimización y hace que sus derechos reconocidos no sean efectivos.

Advirtió que hace falta construir un vínculo de confianza, cercanía y cooperación entre autoridades y sociedad, que no descarte la justicia transicional como camino para lograr la verdad, la reparación para las víctimas y una efectiva rendición de cuentas de las autoridades.

Asimismo, señaló que las disposiciones contenidas en la ley general en materia de desaparición no son plenamente vigentes por lo que destacó la importancia de materializar su contenido a través de la voluntad política de las instancias gubernamentales.

Resaltó que esta voluntad debe reflejarse en la profesionalización de los encargados de su aplicación, en la existencia de recursos suficientes para instrumentar sus contenidos, con la finalidad de que las Comisiones locales de búsqueda, las Fiscalías Especializadas y las áreas de servicios periciales, entre otras, cumplan cabalmente con sus funciones.

En este sentido, expresó la importancia de la Estrategia Integral para la Atención de Víctimas de Desaparición que presenta el gobierno estatal, pues reconoce el fenómeno como uno de los problemas más complejos, dolorosos e indignantes que enfrenta el Estado.

A partir de premisas como el diálogo con familiares y colectivos de personas desaparecidas como eje rector de la actuación de las distintas instancias involucradas en la atención integral de ese flagelo; la creación del registro de familiares afectados; el esfuerzo de dotar de capacidades y recursos humanos y materiales a centros regionales, y acciones de búsqueda, localización e investigación, entre otras.

A la presentación de la Estrategia Integral para la Atención a Víctimas de Desaparición asistieron el Gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro Ramírez; el Subsecretario de Derechos Humanos, Migración y Población de la Secretaria de Gobernación (Segob), Alejandro Encinas Rodríguez; así como autoridades locales, académicas y representantes de colectivos y organizaciones de la sociedad civil.

Comentarios