Autodefensas de Tlacotepec anuncian incursiones armadas en Chilpancingo

CHILPANCINGO, Gro. (apro).- Dirigentes del grupo de autodefensa de Tlacotepec, al que autoridades estatales vinculan con la banda delictiva de Onésimo El Necho Marquina Chapa, anunciaron que mañana realizarán incursiones armadas en esta capital.

Tras advertir que no permitirán el ingreso de la Guardia Nacional a los territorios que controlan, destacaron que no están dispuestos a deponer las armas y tampoco se subordinarán al gobierno federal.

Desde el poblado de Tierra Colorada, municipio de Juan R. Escudero, en la región Centro de la entidad, Salvador Alanís, vocero del grupo de autodefensas –denominado Frente Unido de Policías Comunitarias del Estado de Guerrero (FUPCEG)–, recordó que este viernes vence el plazo que dieron al gobierno de Héctor Astudillo Flores para detener a Isaac Navarrete Celis, señalado como líder del Cártel del Sur.

Asimismo, anunció una alianza entre la Policía Comunitaria de la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias (PC-CRAC) de la Costa Chica con las autodefensas que operan en la Sierra y Zona Norte, supuestamente vinculadas al grupo delictivo Guerreros Unidos.

El vocero del FUPCEG informó que el bloque armado lo conforman más de 11 mil milicianos que operan y controlan en 762 comunidades de 39 municipios en la entidad.

Por su parte, el vocero de la casa de justicia de San Luis Acatlán, Sabás Aburto Espinobarros, precisó que la alianza armada también tiene como objetivo impedir el desarme e ingreso de la Guardia Nacional a las zonas indígenas, dado que –subrayó– la violencia ha disminuido en las comunidades donde tienen presencia las guardias comunitarias.

De acuerdo con Aburto Espinobarros, están en contra de las concesiones mineras en territorios indígenas, y exigió la liberación de 17 miembros del Consejo de Ejidos y Comunidades Opositores a la Presa La Parota (CECOP).

Salvador Alanís recordó que el pasado 22 de febrero el FUPCEG y la autodefensa de Tlacotepec vinculada a El Necho emplazaron al gobierno de Astudillo para que detuviera en un mes al líder del grupo antagónico Isaac Navarrete Celis.

Ésta, reiteró, ha sido la única condición que le dieron a Astudillo para cesar los enfrentamientos en la sierra de la entidad, que han dejado una estela de muertos, desaparecidos y decenas de desplazados, los cuales mantienen un plantón frente a Palacio Nacional en la Ciudad de México.

Dijo que en este lapso no hubo respuesta del gobierno, y por ello anunció que a partir de mañana realizarán incursiones armadas en Chilpancingo, como lo advirtieron el mes pasado.

Habrá más muertos, amenazan

A principios de este mes, Isaac Navarrete Celis, señalado por el gobierno de Astudillo como líder del grupo delictivo Cártel del Sur, advirtió que el problema de la violencia en la Sierra no es la amapola, sino las mineras, y las autoridades “lo saben”.

En entrevista con Proceso, consideró que la problemática ha rebasado al gobierno estatal por el interés económico que existe en el corredor minero Xochipala-Mezcala-Carrizalillo, donde operan empresas canadienses con el aval de autoridades de los tres niveles de gobierno.

También rechazó el señalamiento del gobierno estatal y del grupo armado de Tlacotepec, al señalar que “no es líder” del Cártel del Sur porque en Guerrero –subrayó– “no existen cárteles”.

No obstante, advirtió que “habrá más muertos” en la sierra en caso de que el gobierno federal no intervenga a tiempo, porque “el pueblo se tiene que defender”, soltó ante la amenaza de una incursión armada del grupo antagónico en Chichihualco y esta capital.

Comentarios