Operativo para desbloquear pozos petroleros en Tabasco deja siete policías lesionados

Policía herido en uno de los pozos ubicado en La Lucha del municipio de Cunduacán. Foto: Especial Policía herido en uno de los pozos ubicado en La Lucha del municipio de Cunduacán. Foto: Especial

VILLAHERMOSA, Tab. (apro).- Siete policías lesionados y dos patrullas vandalizadas fue el saldo de un operativo para desbloquear dos pozos petroleros en el ejido La Lucha, del municipio de Cunduacán.

La Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC) del gobierno del estado informó que los agresores intentaron impedir la acción de la autoridad con bombas molotov, machetes, varillas, palos, piedras, llantas quemadas “y detonaciones presuntamente de armas”.

Los hechos ocurrieron alrededor de las 2 de la madrugada del jueves 21, tras el bloqueo de “presuntos sindicatos que mediante extorsiones impiden el libre tránsito a trabajadores de Pemex o de otras compañías”, reportó la SSPC.

Explicó que al brindar apoyo para que personal y equipo de Petróleos Mexicanos (Pemex) ingresaran a trabajar a dos pozos ubicados en el ejido La Lucha de Cunduacán, siete elementos de la SSPC fueron agredidos por personas que intentaron impedir la acción de autoridad, y dos unidades resultaron dañadas.

Informó que la acción policial tuvo el objetivo de hacer valer el estado de Derecho y proteger las actividades productivas que generan empleos y desarrollo para el país, que se cumplió al lograrse el acceso del equipo y trabajadores de Pemex a los pozos Madrefil 61 y 64.

Lo anterior, “pese a que alrededor de 80 agresores que se encontraban en el lugar trataron de impedirlo usando bombas molotov, machetes, varillas, palos, piedras, llantas quemadas y detonaciones presuntamente de armas”.

Seis elementos policiacos lesionados tenían esquirlas en diversas partes del cuerpo, mientras que el inspector Leonardo Arturo Ávalos Leyva, coordinador de la policía municipal y quien iba al frente de los uniformados, resultó con una herida en la cabeza.

Los heridos fueron atendidos por los servicios médicos de Pemex y todos declarados fuera de peligro. Posteriormente se presentó una denuncia de hechos ante la Fiscalía General del estado (FGE).

De acuerdo con versiones de habitantes de la zona, el conflicto se inició cuando compañías que laboran para Pemex pretendieron meter a la fuerza equipos y maquinaria a los citados pozos petroleros, escoltados por policías, que al verse superados por los bloqueadores lanzaron gases lacrimógenos y golpearon a los civiles. Varios resultaron lesionados.

El municipio de Cunduacán, a 40 kilómetros de esta capital, es de los que más instalaciones petroleras tiene, y será beneficiado con la construcción de la refinería de Pemex, frente al puerto de Dos Bocas del municipio de Paraíso, por su vecindad geográfica, junto con el municipio de Comalcalco.

Proliferan sindicatos “patito”

Ante el “boom” laboral que se prevé con la construcción de la refinería de Pemex, el líder estatal de la Confederación de Trabajadores de México (CTM), Andrés Bautista Martínez, alertó que son 27 y no 70 los sindicatos legalmente constituidos en la zona del municipio de Paraíso.

Anunció la conformación de un frente para evitar la intromisión de organizaciones “patito” que han surgido en los últimos meses ante el imán de la refinería, a quienes acusó de ser los responsables de bloquear pozos e instalaciones petroleras para, “mediante el chantaje”, exigir adjudicaciones de contratos.

Informó que en Tabasco hay 27 sindicatos de la construcción legalmente constituidos, adheridos a la CTM, y todos con la toma de nota.

Asimismo, manifestó la disposición de la CTM de trabajar con el gobierno para frenar y cerrar filas en caso de que sindicatos “patito” pretendan frenar obras en la nueva refinería de Dos Bocas.

Comentarios

Load More