Google quiere cambiar las reglas del juego… y tomar el control

Control de juegos de la plataforma Stadia. Foto: AP / Google Control de juegos de la plataforma Stadia. Foto: AP / Google

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- “El futuro del videojuego no es una caja: es un lugar para todas las formas de jugar”. Con esta frase promocional, el gigante tecnológico Google define Stadia, su apuesta para competir en un género del entretenimiento dominado por la triada Sony, Microsoft y Nintendo. Aunque mostró músculo, sus probabilidades de triunfo son inciertas.

Stadia se convirtió en el lanzamiento más controversial de la Game Developers Conference celebrada esta semana en San Francisco, California, al proponer un modelo basado en streaming —transmisión en línea— sin necesidad de consola, discos o descargas en algún dispositivo.

Se trata de una nueva plataforma que ofrece acceso instantáneo a los juegos en cualquier tipo de pantalla, ya sea un televisor, una computadora portátil, una computadora de escritorio, una tableta o un teléfono móvil, define Phil Harrison, vicepresidente de Google Stadia, en un texto disponible en el blog de la compañía de Mountain View.

“Nuestro objetivo es hacer que esos juegos estén disponibles en resoluciones de hasta 4K y 60 cuadros por segundo con HDR y sonido envolvente”, detalla Harrison, quien ofrece liberar a los jugadores de las limitaciones de las consolas y PC tradicionales.

“Cuando los jugadores usen Stadia, podrán acceder a sus juegos en todo momento y en prácticamente cualquier pantalla. Y los desarrolladores tendrán acceso a recursos casi ilimitados para crear los juegos con los que siempre han soñado”, ofreció.

Entre los puntos fuerte que Harrison subraya está su integración con YouTube y un control semejante al estándar de la industria, pero que cuenta con un botón para captura instantánea y publicación con resolución 4k, equipado con un micrófono incorporado para el uso del asistente de voz de Google. 

“Aprovechando la vasta experiencia, el alcance y las décadas de inversión de Google, estamos convirtiendo a Stadia en una poderosa plataforma de juegos para jugadores, desarrolladores y creadores de contenido de YouTube, de todos los tamaños. Estamos construyendo un patio de recreo para cada imaginación”, subrayó Harrison.

La apuesta de crear una especie de “Netflix” de los videojuegos representa un reto para Google, empresa que destina fuertes cantidades a investigación y desarrollo de productos propios, los cuales son ampliamente publicitados en su arranque y retirados con discreción en caso de no funcionar.

Son conocidos sus intentos de competir con otras empresas fuertes en su terreno, no siempre con éxito. La red social Google Plus, lanzada en 2011 con la intención de competir con Facebook y Twitter, será cerrada al público el próximo 2 de abril. El pasado 14 de marzo anunció el cierre de Spotlight Stories, desarrolladora de animaciones en 360 grados y realidad virtual.

De acuerdo con sitios especializados, el anuncio del lunes 18 en San Francisco abrió muchas interrogantes sobre cómo funcionará una propuesta basada en streaming, con una demanda de recursos gráficos mayor que el de un simple video o película, en un escenario de poca conectividad. Un foro dedicado al popular juego Fortnite alertó sobre posibles problemas que dificultarían la experiencia de juego tal y como opera en consolas convencionales. 

Dado su ecosistema con YouTube, otro reto será ver qué tanto la integración juego-video ahí puede atacar la popularidad de Twitch, popular plataforma operada por Amazon.

La oferta en streaming tampoco es un escenario desconocido para sus competidores: Nintendo Switch cuenta con un modelo de suscripción anual con juegos que no se necesitan descargar, en el que están disponibles títulos clásicos de sus primeras consolas como Mario Bros y Zelda.

Google no definió en qué fecha exacta lanzará Stadia, la cual en un primer momento sólo estará disponible en Estados Unidos, Canadá, Reino Unido y otros países europeos aún por definir.

Comentarios

Load More