AMLO-Kushner: La verdadera naturaleza de la cena “de amigos”

Las interrogantes tras el encuentro. Fotos: Benjamín Flores y AP / Susan Walsh Las interrogantes tras el encuentro. Fotos: Benjamín Flores y AP / Susan Walsh

El presidente Andrés Manuel López Obrador quiso restarle importancia a la cena a la que acudió el martes 19 con el yerno de Donald Trump en la casa de Bernardo Gómez, vicepresidente de Televisa, refiriéndose a ella como un acto entre amigos para la “reconciliación nacional e histórica”; pero su propia vocería y una fuente del gobierno mexicano lo desmienten: durante el convivio –al que no fue invitada la embajadora de México en Estados Unidos– se trataron asuntos comerciales y “temas bilaterales delicados”.

WASHINGTON (Proceso).- Fue Bernardo Gómez, vicepresidente ejecutivo de Televisa, y no el gobierno mexicano, el que organizó la reunión en su casa entre el presidente Andrés Manuel López Obrador y Jared Kushner, asesor y yerno del mandatario estadunidense Donald Trump, según información dada a Proceso por una fuente gubernamental.

“Fue el ejecutivo de Televisa. Le avisó al presidente que lo esperaba en su casa para la cena con Kushner y que sería una plática informal para hablar de temas bilaterales delicados… López Obrador se dio cuenta de que el canciller, Marcelo Ebrard, no estaba enterado de nada y de último minuto lo llevó al encuentro”, dice el funcionario del gobierno de México, quien narró pormenores de la polémica cena a condición de no revelar su nombre, por temor a posibles represalias.

Gómez tiene una relación de amistad con Kushner e incluso ha sido su huésped en Estados Unidos. El 2 de marzo de 2018, por ejemplo, el Daily Mail publicó fotografías de quienes se reunieron un día antes en la casa del yerno de Trump. En las imágenes aparece el vicepresidente de Televisa que en esa ocasión estuvo acompañado por Alfonso de Angoitia, copresidente de Grupo Televisa; por Haim Saban, dueño de Univision; y por Isaac Lee, exdirector de contenidos de ambas empresas.

Ebrard y Martha Bárcena, embajadora mexicana ante el gobierno de Trump, fueron excluidos de los preparativos de la cena del martes 19, en casa de un particular, para negociar asuntos sensibles de la relación México-Estados Unidos.

“A Ebrard se le avisó 90 minutos antes de que se llevara a cabo la cena. A la embajadora Bárcena ni siquiera se le avisó; ella se enteró cuando la vocería de la Presidencia dio a conocer que se realizó el encuentro entre el presidente y Kushner. Ambos lo van a negar, pero fue así, no lo sabían”, enfatiza la fuente.

Proceso buscó al canciller mexicano para corroborar si había sido informado de último minuto sobre la cena en casa del ejecutivo de Televisa. “El secretario sí tenía conocimiento con anticipación de la reunión del presidente con el señor Kushner. No le informaron 90 minutos antes de que ocurriera”, declara al corresponsal –vía telefónica– Roberto Velasco, vocero de la Secretaría de Relaciones Exteriores.

–¿Por qué se hizo en la casa de un ejecutivo de Televisa?

–Se pensó de qué forma hacerlo en un ambiente amistoso y no en uno de visita oficial –responde Velasco.

(Fragmento del reportaje especial publicado en Proceso 2212, ya en circulación)

Comentarios

Load More