Grupos violentos atacan caravana de Juan Guaidó

Juan Guaidó, a su llegada al edificio de la Asamblea Nacional de Venezuela. Foto: AP / Boris Vergara Juan Guaidó, a su llegada al edificio de la Asamblea Nacional de Venezuela. Foto: AP / Boris Vergara

CARACAS (apro).- Al cumplirse más de 24 horas del apagón nacional registrado en Venezuela este lunes, la caravana en la que se trasladaba el presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, fue atacada por grupos violentos a su salida del Palacio Federal Legislativo donde se celebraba la sesión ordinaria del Parlamento.

Guaidó, quien también funge como “presidente encargado” de Venezuela, se pronunció este martes sobre el apagón que afecta a ese país desde el lunes. “El régimen usurpador tiene una guerra eléctrica imaginaria y la perdió. No habrá soluciones mientras se usurpen las funciones. No les importa que no haya luz porque en sus prioridades no está el pueblo venezolano. El cese de la oscuridad vendrá con el cese de la usurpación”, dijo en la plenaria del Parlamento unicameral de mayoría opositora a Nicolás Maduro.

Hizo referencia al “estado de alarma” decretado por la Asamblea Nacional luego del anterior apagón nacional registrado el pasado 7 de marzo en Venezuela y aseguró que el Parlamento que preside ya sabe cómo solucionar la crisis del sistema eléctrico.

“Para trabajar en el Plan País, para rendir un informe técnico preciso y certero al pueblo de Venezuela, mientras que el régimen seguía y sigue inculpando a dirigentes políticos, sigue persiguiendo, como persigue a los trabajadores de Corpoelec (estatal eléctrica)”, aseguró.

También hizo referencia a los militares rusos que llegaron a Venezuela esta semana. “Parece que no confían (el régimen) en sus militares porque ahora los importan. No confían en la Fuerza Armada Nacional, es evidente que no porque la Fuerza Armada está a favor del proceso de cambio en Venezuela. ¿Van a seguir escondiendo al usurpador? ¿Van a seguir escondiendo a quien no confía en ustedes?”, dijo en referencia a los militares que aún apoyan a Maduro.

Por su parte, Nicolás Maduro no se ha dirigido al país en medio de este nuevo black out nacional. Solo se limitó a publicar en su cuenta de Twitter. “Cada ataque contra la tranquilidad y la estabilidad de la Patria se encontrará con la respuesta contundente del pueblo movilizado, en unión cívico-militar, que jamás se rendirá a ningún imperio”, posteó en el microblogging junto a dos imágenes contentivas de un comunicado oficial a las 14 horas de este martes cuando se cumplían 25 horas del apagón inicial del lunes.

Guaidó aseguró que este miércoles 27 de marzo anunciará nuevas acciones contra Maduro. “Mañana tendremos un pronunciamiento con todos los detalles de la Operación Libertad junto a todos los dirigentes y líderes del país. Debemos acelerar los procesos de organización, es el momento de dar el paso definitivo y cesar la usurpación”, dijo ante la plenaria del Parlamento.

Asedio de grupos irregulares

Cerca de las 15 horas de este martes, un grupo violento atacó quienes salían de la sesión de la Asamblea Nacional. Primero, robaron personas que estuvieron en calidad de invitadas en la sesión y le robaron el celular y un radio transmisor al reportero de Reuters. Ante esta situación los periodistas y diputados buscaron una salida alterna que también fue bloqueada por los irregulares.

Unas 30 personas identificadas con Nicolás Maduro gritaban improperios y atacaban a la prensa, diputados y demás personas que salían del Palacio Federal Legislativo.

Cuando Guaidó salió, la caravana fue atacada. Lanzaron un artefacto explosivo contra la camioneta en la que se trasladaba y los periodistas y diputados que se resguardaban en el Palacio Federal Legislativo fueron asediados.

Mientras esto ocurría, un numeroso contingente de la policía militar denominada Guardia Nacional, observaba cómo los equipos de prensa y diputados eran hostigados, sin que intervinieran para evitar el ataque.

El nuevo apagón

Más de 24 horas sin luz llevan varias regiones de Venezuela, algunas ni siquiera se habían recuperado por completo del anterior black out del 7 de marzo, que duró 100 horas y en algunos sectores del occidente del país se prolongó por semanas.

Tras el primer corte de energía de este lunes, la vicepresidente de Nicolás Maduro, Delcy Rodríguez, anunció que se trataba de un “nuevo ataque electromagnético” contra el sistema eléctrico nacional y señaló al secretario de estado de EU, Mike Pompeo, y al senador republicano Marco Rubio como los responsables de este “nuevo ataque”. Cerca de las 20:00 horas del lunes aseguró que se había restablecido totalmente el servicio, pero poco después vino otra falla nacional.

Por su parte, Juan Guaidó, presidente del Parlamento venezolano y presidente encargado de la República en contraposición a Nicolás Maduro, aseguró que el apagón se debió a una sobrecarga eléctrica.

“La información que tenemos sobre el apagón habla de sobrecarga en el sistema de subestaciones, por una falla eléctrica en la línea San Jerónimo – La Horqueta – La Arenosa”, dijo Guaidó en su cuenta Twitter.

Después del segundo apagón del día, el hermano de Delcy y ministro de Comunicación, Jorge Rodríguez, reiteró la tesis de la “guerra eléctrica” contra el sistema de energía de ese país.

“Luego de perpetrado el ataque de hoy a mediodía contra el sistema eléctrico, el gobierno bolivariano y los trabajadores se abocaron a resolver rápidamente la situación… Cuando habíamos logrado recuperar una gran cantidad de carga, se perpetró un ataque de magnitud en la central hidroeléctrica Guri”, explicó el ministro de Comunicación designado por Maduro.

Pidió a los venezolanos “mucha tranquilidad y paciencia” y aseguró que estaban todos los equipos trabajando para restablecer el servicio. Sin embargo, 14 horas luego del segundo apagón en el país seguía a oscuras.

Al igual que con el apagón nacional del 7 de marzo, en esta ocasión fallaron también los servicios de telefonía móvil y la distribución de agua potable por tuberías. El Metro de Caracas, principal medio de transporte público de la capital, no presta servicio, y las actividades laborales y escolares fueron suspendidas nuevamente por 24 horas.

Pese a que la tesis de los voceros de Nicolás Maduro es que estas constantes fallas masivas en el servicio eléctrico se deben a ataques dirigidos por la administración de Donald Trump, expertos en el sistema eléctrico venezolano han denunciado a los de corrupción, falta de mantenimiento e inversión como las principales causas del deterioro de la infraestructura.

Aunque los hermanos Rodríguez insistieron en la tesis del “ataque electromagnético”, luego el ministro de Comunicación mostró imágenes de un incendio en una subestación eléctrica.

Al cierre de esta nota el servicio eléctrico no se había restablecido por completo.

Load More