La CNTE libera cinco de los nueve accesos a la Cámara de Diputados

CIUDAD DE MÉXICO (apro).– Integrantes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) liberaron a las 6 de la tarde cinco accesos a San Lázaro, mientras la oposición en la Cámara de Diputados manifestó suspicacias por el retiro de policías de la Ciudad de México de las inmediaciones del palacio legislativo, lo que facilitó el bloqueo por la mañana.

A las 6 de la tarde, los cinco accesos ubicados en la calle de Sidar y Rovirosa fueron desbloqueados y los profesores se concentraron en la entrada principal, localizada en la calle Emiliano Zapata.

Ello significa que los legisladores ya pueden, si lo desean, ingresar a San Lázaro para iniciar los trabajos de las comisiones unidas de Puntos Constitucionales y de Educación, para dictaminar la iniciativa de reforma que envió el presidente Andrés Manuel López Obrador el pasado 13 de diciembre.

 

“Sincronización”

Por la mañana, durante una reunión en un restaurante cercano a la Cámara de Diputados, la oposición encabezada por los coordinadores del PRI, René Juárez Cisneros, PAN, Juan Carlos Romero Hicks, PRD, Verónica Juárez Piña y de Movimiento Ciudadano, Toantiuh Bravo, demandaron a Mario Delgado, coordinador de Morena, medidas de seguridad para trabajar.

Al encuentro acudieron los vicepresidentes de la Mesa Directiva; ahí, la priista Dulce María Sauri reveló que le manifestó a Delgado “su inquietud” por la “sincronización” entre el retiro de la policía y los bloqueos de la CNTE.

Este martes, a partir de las 7 de la mañana, cerca de 100 miembros de la CNTE arribaron a las inmediaciones de San Lázaro, pero no pudieron bloquear los accesos debido a que el gobierno de la Ciudad de México estableció un operativo para impedírselos; sin embargo, cerca de las 8:30 de la mañana y sin explicación alguna, el cuerpo de policías se retiró cuando empezaron los bloqueos en los nueve accesos a la Cámara de Diputados.

Antes, cerca de mil empleados y varios legisladores pudieron ingresar a San Lázaro.

“Manifesté mi inquietud por el operativo de la Ciudad de México para facilitar sólo el acceso de los legisladores y que, lamentablemente, sin explicación alguna, fue retirado a las 8:30 de la mañana, coincidentemente con una serie de casas de campaña colocadas estratégicamente de la entrada al recinto de San Lázaro”, dijo la legisladora.

Sauri Riancho manifestó entonces sus dudas:

“Si se dieron una vuelta por los bloqueos verán un par de casas de campaña en cada una de las entradas y lo digo entre comillas, ‘la perfecta sincronización’ entre el retiro de la fuerza pública de la Ciudad de México y la llegada de las casas de campaña fue impecable”.

La vicepresidenta de la Mesa Directiva e integrante del PRI dijo: “Yo sí me pregunto: si el problema es algún punto de la reforma, pues que se debata en comisiones y después, una vez que se apruebe, y ellos tienen la mayoría, que venga la discusión en el pleno. Para aprobar un dictamen en comisiones se requiere la mayoría simple y ellos (Morena), la tiene”.

Y añadió que Mario Delgado debe saber qué es lo que sucede, por qué no pueden dictaminar, porque 40 diputados de la CNTE son de Morena y del PT.

Por otra parte, el coordinador del PRI, René Juárez Cisneros, demandó las garantizas para sesionar y aclaró que si Morena pretende que los legisladores se vengan con colchonetas y a dormir para aprobar el dictamen, no lo harán.

Los bloqueos en cada uno de los nueve accesos de la Cámara de Diputados estuvieron vigilados por entre ocho y 10 miembros de la CNTE, quienes una vez que se retiraron los elementos de policías de la Ciudad de México, pasaron a colocar dos pequeñas casas de campaña en cada uno de los nueve accesos de San Lázaro.

Comentarios