Muere uno durante operativo de traslado de reos del penal de Topo Chico, NL (video)

Disturbios en el penal de Topo Chico. Foto: Especial Disturbios en el penal de Topo Chico. Foto: Especial

MONTERREY (apro). – Un reo falleció en el interior del Penal del Topo Chico durante el operativo de traslado de reos a penales federales, efectuado esta mañana en las penitenciarías estatales, informó el Gobierno de Nuevo León.

Se informó, además que, en la misma acción, unos 20 internos resultaron lesionados, aunque ninguno de gravedad.

Mediante una tarjeta informativa que fue circulada esta tarde, se dio a conocer que el interno fallecido era Alberto G., de 40 años, quien expiró mientras era atendido en el área médica por problemas relacionados con una taquicardia.

De acuerdo a la fuente oficial, esta persona fue atendida mientras ocurrían “disturbios” provocados por reos que se oponían al operativo, en el que 501 internos fueron trasladados a reclusorios fuera de la entidad.

“Mientras recibía atención sufrió un infarto. Según su historial médico, Alberto G. tenía antecedentes de afecciones y cirugías cardiacas y había ingresado en el año 2014 por robo de vehículo”, señala el reporte del Gobierno de la entidad.

Por la mañana, el secretario general de Gobierno, Manuel González, declaró que la reubicación había concluido sin incidentes mayores.

Nuevo León ha vivido una jornada convulsa por el operativo para el traslado de internos del fuero común y federal. De ese total, 461 varones fueron enviados al reclusorio 18 de Ramos Arizpe, Coahuila, y 40 mujeres al 16, de Coatlán del Río, Morelos.

Para la acción coordinada trabajaron mil 565 elementos de la Policía Militar, la Federal, Fuerza Civil y seguridad penitenciaria de Nuevo León, que emplearon para el traslado 19 autobuses y un avión.

Hubo protestas por la excarcelación que empezó en la media noche y concluyó durante la mañana de hoy. Los disturbios se concentraron en el penal del Topo Chico, ubicado al norte de la zona metropolitana de Monterrey.

En el exterior centenares de familiares demandaron conocer la lista de trasladados pues, alegaron, no les avisaron del operativo, ni sabían cuáles penales serían enviados.

La tensión creció debido a que en el interior se escucharon detonaciones que, según se dijo, habían sido ocasionadas por el estallido de granadas de humo y de gas lacrimógeno para someter a los reclusos que se rehusaban a ser reubicados.

Por la tarde, los familiares bloquearon la avenida Aztlán, frente a la penitenciaría, para exigir que les permitieran entrevistarse con los internos, para comprobar que se encontraban en buen estado.

Load More