En cena AMLO-Kushner también estuvo Alfonso de Angoitia, CEO de Televisa, revela Ebrard

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- En la polémica cena celebrada entre Andrés Manuel López Obrador y Jared Kushner, el yerno y asesor del presidente estadunidense Donald Trump, no solo estuvo presente Bernardo Gómez –el anfitrión y vicepresidente de Grupo Televisa–: también asistió Alfonso de Angoitia, CEO de la televisora, reveló el canciller Marcelo Ebrard en entrevista con la periodista Dolia Estévez.

Ello refuerza los interrogantes sobre el papel de la televisora más poderosa del país en dicho evento de diplomacia informal, pues en la mesa se sentaron los dos más altos representantes de México, dos allegados a Trump y dos directivos de Televisa, una empresa que durante décadas AMLO incluyó en de la “mafia del poder” por sus vínculos orgánicos con los gobernantes.

Durante la cena, AMLO, Ebrard, Kushner y John Creamer –encargado de Negocios de la embajada de Estados Unidos en México– discutieron sobre temas migratorios y comerciales, junto con Gómez y Angoitia.

Cuestionado por la prensa la semana pasada, AMLO minimizó el hecho de que la cena se haya celebrado en casa de Gómez, al que se refirió como “un amigo en común” con Kushner. Aseguró que, dentro de ese “ambiente de amistad nos sentimos cómodos”, negó que el encuentro se haya realizado “en lo oscurito” y aseguró que gracias a su “autoridad moral” puede “asistir a cualquier encuentro, cualquier acto”.

En la entrevista, publicada hoy en el portal Sin Embargo, Ebrard aseguró que Kushner quería reunirse con AMLO para “conocer mejor” al mandatario y saber más acerca de su “comunicación política tan interesante”.

Durante el evento se abordó la “preocupación” de Trump sobre los flujos migratorios y las perspectivas de ratificación del Tratado México Canadá Estados Unidos (T-MEC), planteó Estévez en el artículo.

Contrario a versiones internas de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) según las cuales Ebrard no fue avisado sobre la llegada de Kushner y supo de la cena apenas un par de horas antes de llevarse a cabo, el político dijo que supo del viaje dos días antes.

–¿Te enteraste el mismo día?, le preguntó Estévez.

–No, no creo. Ha de haber sido un par de días antes. No fue una cena prevista con mucha distancia, le contestó.

“Kushner le preguntó a Andrés sobre su plan sobre todo de carácter social. Andrés le dio su punto de vista de los avances que había logrado en sus primeros 100 días de gobierno. Lo que él pensaba que se había avanzado. Kushner le preguntó sobre la comunicación política. Cómo hace Andrés para tener esa comunicación política tan interesante. Realmente ese fue el porcentaje mayor de la reunión”, informó Ebrard.

“Dijo que estaban preocupados porque había subido mucho el flujo en los últimos meses, pero nunca dijo que cerráramos la frontera. Y menos dio un mensaje duro del presidente Trump sobre la frontera sur”, subrayó el canciller.

–¿Transmitió un mensaje específico de parte de Trump?, cuestionó la periodista.

–No, todo lo que dijo en la cena me lo puede decir el Secretario Pompeo, como se lo puede decir Nielsen a la Secretaria de Gobernación Olga Sánchez Cordero. Sobre el tratado recientemente hubo una reunión en Washington. O sea, no había un motivo derivado de esos temas que ameritara la reunió con Kushner. A mi la impresión que me dio era que quería hablar con el presidente.

–¿Para qué quería hablar con el presidente?

–Para ubicarlo. Conocerlo mejor. Nunca había platicado con él. Kushner vino en julio de 2018, pero eso fue muy superficial. No hubo manera. Y ahora sí tuvo una conversación más larga. No entendí que hubo un mensaje de Trump y la verdad es que para eso no se necesitaría que él viniera.

Preguntado sobre las impresiones de AMLO al concluirse la cena, Ebrard aseveró: “Me dijo que le pareció interesante, tranquilo y que había sido útil esa plática. Para él fue interesante dialogar y escuchar a este hombre. No me hizo otro comentario”.

Comentarios