Arrancan campañas rumbo a gubernatura de Puebla

PUEBLA, Pue.(proceso.com.mx).- Luis Miguel Barbosa Huerta, de la coalición Juntos Haremos Historia; Enrique Cárdenas Sánchez, candidato común del PAN, Movimiento Ciudadano y PRD, así como el priista, Alberto Jiménez Merino, arrancaron este día sus campañas para la gubernatura de Puebla que se resolverá en las votaciones del 2 de junio.

El exsenador Barbosa, puntero en las encuestas, arrancó con un acto masivo en el Centro Expositor con la presencia de la dirigente nacional de Morena, Yeidckol Polevnsky; del Partido del Trabajo (PT), Alberto Anaya, Verde Ecologista Mexicano, Carlos Fuentes Salas, así como de otras personalidades de todas las fuerzas políticas.

En tanto que Cárdenas Sánchez lo hizo con decenas de simpatizantes que se conjuntaron a un costado de la Catedral de Puebla, sin la presencia del dirigente nacional del PAN, Marko Cortés, pero arropado por los liderazgos perredistas Fernando Belanzaurán, Jesús Ortega y Jesús Zambrano, así como la diputada federal por Movimiento Ciudadano, Martha Tagle.

Fue notaria la ausencia no sólo de los dirigentes nacionales de los partidos que apoyan al exrector de la Universidad de las Américas Puebla (UDLAP), sino también de personalidades tanto del morenovallismo, como del PAN tradicional poblano identificado con el Yunque.

En el acto de arranque de campaña del priista Jiménez Merino, realizado en la Junta Auxiliar de Azumiatla, municipio de Puebla, destacó la presencia del ex gobernador Mario Marín Torres y de su grupo político.

Barbosa rechaza enfermedad

En su discurso de arranque de campaña, el candidato de Morena, PT y PVEM dio por descartadas las versiones que ponen en duda su estado de salud y aseguró que vivirá 20 años más porque así se lo prometió a su familia.

Aunque en el acto estuvo presente la Senadora Nancy de la Sierra, quien fue su adversaria en la contienda interna, no estuvo el senador Alejandro Armenta, quien impugnó los resultados de la encuesta con la que se definió la candidatura de Morena.

“Nos falta más unidad, pero la vamos a construir”, aclaró Barbosa.

El candidato de Juntos Haremos Historia expresó que se siente con legitimidad para ser el próximo gobernador de Puebla.

Al hacer un llamado a la reconciliación y paz de Puebla, aseguró que su propuesta de gobierno tiene como principios la austeridad, igualdad, transparencia, honradez y búsqueda de la felicidad, principios que llevarán a Puebla a la cuarta Transformación.

“No voy a encabezar un gobierno de persecución, voy a ser un gobernador al alcance de todos. Seré un gobernador que escuche, accesible, al alcance de todos”, expresó.

“Al poder público en Puebla hay que quitarle la frivolidad, al fatuidad, la fantochería, la ostentación, nunca más el poder para hacer el mal, para perseguir, para tentar contra los derechos humanos, contra las libertades”, ofreció Barbosa.

Pidió que el gobierno no intervenga en los comicios y que las campañas que hoy inician sean limpias y transparentes.

Igual a sus adversarios, les propuso una campaña de altura, en la que no haya bajezas, como campañas negras y guerra sucia.

En su intervención, Polevnsky reconoció la postura de lucha que mantuvo Barbosa tras los resultados de los comicios de 2018, en los que aseguró que hubo fraude. Ofreció que se mantendrá “corazón con corazón” en apoyo a la campaña de Puebla .

Cárdenas contra la corrupción

En su discurso de inicio de campaña, Cárdenas Sánchez hizo un llamado a combatir la impunidad y la corrupción, así como a exterminar la pobreza extrema y la inseguridad que hay en el estado de Puebla.

El fundador del movimiento Sumamos consideró que el peor mal que padece la entidad es la impunidad, que junto a la corrupción “nos afecta a diario, nos ha impedido crecer; estamos igual que hace 50 años: gente descalza, con hambre, con educación y servicios de salud precarios, medicinas y médicos que no llegan, la grave crisis de inseguridad, y tantos otros problemas. ¡No se vale! Esa es una razón por la que la quiero ser gobernador. ¡Basta de impunidad!”, aseveró.

“No vamos a tolerar la inseguridad que perturba nuestra vida diaria, porque los gobiernos han abandonado su responsabilidad. Han dejado de preocuparse por tener corporaciones policíacas profesionales, bien pagadas, incorruptibles”, expresó en clara crítica a las anteriores administraciones que fueron postuladas por los mismos partidos que ahora lo apoyan.

Va PRI por gubernatura

Por su parte, el priísta Jiménez Merino dijo que su campaña la basará en propuestas, a la vez que descartó que su partido haya hecho una concertación con Morena para los comicios poblanos y que su participación en la contienda será para ganar.

“Nunca me he prestado a ningún acuerdo y vamos a competir”, sostuvo el priista, quien fue funcionario en el gobierno de Mario Marín Torres.

Precisamente, en el acto destacó la presencia del ex “góber precioso”, quien dijo que su participación en la campaña priista no afecta al PRI pues el asunto de la periodista Lydia Cacho, en el que estuvo involucrado, ya es un caso juzgado.

“Ya es un asunto juzgado desde 2008, cuando la Suprema Corte nos exoneró después de dos años de investigación, de tal manera creo que ese asunto debe olvidarse, ya es cosa juzgada y yo no creo que afecte la campaña del candidato”, manifestó.

Comentarios