Fray Tomás confirma investigación por denuncia de abuso sexual en hogar para migrantes

VILLAHERMOSA, Tab. (apro).– Fray Tomás González Castillo, fundador y coordinador de La 72-Hogar Refugio para Migrantes de Tenosique, Tabasco, confirmó que se encuentra bajo investigación y que fue suspendido de su labor por una denuncia de acoso sexual.

Así lo dio a conocer el religioso en su cuenta de Facebook, donde calificó de doloroso ser señalado por alguien a quien, dice, “admiro y con quien conviví mucho tiempo”.

La denunciante, quien publicó su caso en la red social Twitter bajo la etiqueta #MeTooActivistasMexicanos el pasado 27 de marzo, fue identificada como Mizar Martín.

“La respuesta automática ‘yo te creo’ habla de la solidaridad por encima de cualquier amistad o sentimiento. Si de algo sirve quiero informar que mi superior provincial desde hace meses empezó una investigación y estoy sometido a proceso, además de haberme separado de La 72 y nombrar a otro fraile que acompañe el proyecto y mantener en el director actual toda la responsabilidad”, escribió Fray Tomás.

En su escrito, el religioso dijo tener su postura y su verdad, pero no la publicará ahí, sino en el proceso que se le sigue.

“No diré más. Creo en la verdad y la justicia y la verdad nos hará libres”, señala.

En su denuncia, Mizar Martín relata que, en 2012, cuando tenía 18 años, llegó como voluntaria al refugio de migrantes La 72 y, en principio, Fray Tomás le hacía comentarios sobre su aspecto físico que le hacía sentirse “muy incómoda”, luego la emborrachó varias veces y abusó de ella.

Seis años después renunció y lo denunció ante la orden franciscana, “y lo único que hicieron fue contactarlo a él directamente”, lamentó.

“Estoy harta del silencio y ya no tengo miedo”, resumió.

El viernes 29, un grupo de antiguas y actuales voluntarias del hogar refugio La 72, difundieron una carta de apoyo a la denuncia de su excompañera Mizar Martín en contra de Fray Tomás.

Lo hicieron a través de la cuenta de Facebook “Colectivo de Mujeres” que estudiantes de la Universidad Juárez Autónoma de Tabasco (UJAT) abrieron para denunciar abusos sexuales de maestros y maestras en esa y otras instituciones educativas de la entidad.

Refieren que, tras la denuncia, decidieron posicionarse “a favor de nuestra compañera Mizar Martín, acreditando no sólo el abuso hacia ella, sino señalando todas las formas de violencia que este señor ejerce desde su posición privilegiada como hombre, religioso y ‘defensor de los DDHH’ siendo la imagen política principal de La 72”.

Resaltan que cada una de ellas llegó al albergue buscando un espacio para la defensa de la dignidad humana y la justicia social, y ahora exigen justicia para Mizar, “y para las demás compañeras que han sido violentadas de manera sexual, verbal y psicológica por Tomás González en su ejercicio de poder y doble discurso”.

Aseguran que han sido testigos de la doble vida del religioso, “por un lado como fraile franciscano y por otro como hombre que sostiene relaciones con voluntarias del albergue, haciendo creer a los ojos de quien él quiere, que es de manera consensuada después de una táctica de manipulación y exigiendo a las compañeras lo mantengan en secreto”.

Esta situación, agregan, “como lo demandó Mizar, se convirtió para ella en un infierno y el día de hoy lo ponemos en voz común porque es un acto que desvirtúa al proyecto de La 72, un proyecto de vida que no queremos que él lo convierta en uno de muerte”.

Acusan a Fray Tomás de violento, machista y principal agresor, “de no sólo una, sino muchas compañeras que fuimos y somos voluntarias en la casa”.

Dicen que con coraje, pena y dolor seguirán luchando en contra de la impunidad de la Orden Franciscana “que encubre” los actos de Fray Tomás y que, de ser necesario, “habrá más testimonios y tejeremos nuestra palabra como acto político y de defensa”.

Aclaran que no están en contra del albergue ni criminalizando el trabajo de otros defensores (as) de derechos humanos en el ámbito migratorio, pues son parte de la misma lucha.

“Queremos que Tomás deje de ser la imagen idolátrica del proyecto, no lo vamos a encubrir más, que se vaya y que deje de violentar el espacio de lucha y que asuma las responsabilidades ante esta denuncia pública”, exigen.

Comentarios