Si hay parentesco de los Radilla desaparecidos con “El Marro”, que la familia lo confirme: fiscalía de Jalisco

El fiscal de Jalisco, Gerardo Octavio Solís Gómez. Foto: Tomada de Twitter El fiscal de Jalisco, Gerardo Octavio Solís Gómez. Foto: Tomada de Twitter

GUADALAJARA, Jal. (apro).- Tras la desaparición de dos parientes de la activista Tita Radilla Martínez, supuestamente a manos de elementos de la Secretaría de Marina (Semar), el fiscal del estado, Gerardo Octavio Solís Gómez, pidió a los familiares que precisen si las víctimas tienen algún parentesco con Ramón Sánchez Radilla, El Marro, presunto exintegrante del Cártel Jalisco Nuevo Generación (CJNG), asesinado el año pasado.

El funcionario estatal mencionó que en realidad el parentesco no es motivo de la investigación, porque la fiscalía parte de la base de una desaparición.

“Estaríamos hablando de que, si hay alguna vinculación entre esta persona (El Marro) y los familiares desaparecidos, ayudaría también que la propia familia advirtiera si existe o no esta relación. Nosotros partimos de la base de una desaparición. Ciertamente los apellidos coinciden, pero tanto coinciden con una persona que fue víctima de actividades delincuenciales como con una persona que se dedica humanitariamente al rescate y a la búsqueda de personas desaparecidas”.

Eligio Sánchez Radilla, de 41 años, y Lázaro Edgardo Sánchez Robles, de 25, desaparecieron el pasado 13 de marzo junto con César Hernández Téllez, también de 25 años, en la colonia Francisco I. Madero, dentro del Cerro del 4, municipio de San Pedro Tlaquepaque.

Dos días después fue asegurada la finca de la hermana de Eligio. Éste y su sobrino Lázaro eran los únicos que conocían el domicilio, lo cual levantó las sospechas de Lázaro Sánchez Radilla, hermano y padre de dos de los desaparecidos.

De la casa, los elementos de la Fiscalía se llevaron vehículos, aparatos electrónicos y hasta la medicina para el cáncer de otro de los hermanos.

Cuando se le cuestionó a Solís Gómez qué relación tendría el aseguramiento de la finca con la desaparición, el fiscal de Investigación Criminal, Salvador González de los Santos, respondió que sólo guarda relación con el homicidio de un hombre que vendía en el tianguis.

“Eso tiene razón en virtud de un homicidio que con base en las investigaciones llevadas a cabo por la policía investigadora nos llevó a ese lugar. En el vehículo se encontraron algunas armas, se encontraron algunos objetos, y en virtud de un homicidio que se está investigando nos llevó a ese domicilio. No tiene nada que ver, al menos con la investigación que nosotros tenemos en relación con la desaparición de estas personas”, dijo González de los Santos.

Y Solís Gómez añadió: “No hay una vinculación entre las dos carpetas. Si existiera la vinculación lo haríamos de inmediato. Él (González de los Santos) ha dicho que se está investigando el homicidio por otras causas, y (…) si en ese lugar se logró tener un aseguramiento de armas y otros objetos, ya será cuestión de que en esa carpeta se delibere sobre la procedencia o no de ese aseguramiento y, además, los datos de prueba que en este momento son reservados, pero lo que quisiera es que los familiares Radilla puedan tener la confianza de que estamos tratando de localizarles”.

Sobre la desaparición de otras tres personas en la misma zona, Solís Gómez refirió que a lo largo de una semana “no suelen ser pocas, son varias las denuncias por la desaparición de personas las que se presentan (…) suele suceder que son algunos sectores geográficos ya más o menos definidos”.

Comentarios

Load More

Informate en la revista digital de Proceso