Jueza cancela una de las más de 15 órdenes de aprehensión contra César Duarte

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La jueza María Guadalupe Hernández Lozano acató el amparo que se otorgó al exgobernador de Chihuahua, César Duarte Jáquez, y canceló una de las más de 15 órdenes de aprehensión en su contra, al considerar que el Ministerio Público (MP) no justificó el resguardo de la identidad de testigos que declararon por el presunto desvío de 2.4 millones de pesos a favor del exdiputado local Mariano Fernando Reyes Ramírez.

El consejero jurídico del gobierno de Chihuahua, Jorge Espinoza Cortés, explicó que se trata de amparos resueltos “de forma y no de fondo”, porque no libran al exgobernador de la responsabilidad penal. Sólo son dos los amparos que hasta ahora se le han otorgado, contra más de 15 órdenes de aprehensión, más cinco que están pendientes de resolver en juzgados, abundó.

De igual manera, aseveró que hay elementos suficientes para solicitar que se gire una nueva orden de aprehensión por el desvío señalado.

Los amparos otorgados a Duarte fueron solicitados en juzgados de Toluca y Ecatepec, en el Estado de México.

La jueza de Control en Chihuahua acató el amparo del Segundo Tribunal de Toluca, y el fallo trascendió a los medios de comunicación, aunque hasta este mediodía la Consejería Jurídica no había sido notificada.

De acuerdo con la jueza, el MP “fue omiso en exponer los fundamentos y motivos por los cuales decidió resguardar la identidad de los citados testigos; tampoco demuestra que alguna autoridad judicial intervino y avaló tal reserva. En escrito de solicitud, el agente del Ministerio Público no expone argumento alguno para justificar la necesidad de que estos testigos deban permanecer bajo identidad reservada”.

El amparo concedido es por el presunto desvío de 2 millones 420 mil pesos que César Duarte habría entregado al exdiputado Fernando Reyes, de Movimiento Ciudadano, quien en un Juzgado del Fuero Común confesó que sí recibió ese dinero como préstamo personal por un problema familiar.

Según el MP, supuestamente se trató de un pago para aprobar la última bursatilización solicitada por Duarte al Congreso de Chihuahua al final de su sexenio, en 2016, por más de 6 mil millones de pesos. Para justificar ese pago, abundó, simularon contratos por servicios no recibidos.

Por ese caso está procesado, además de Fernando Reyes, el empresario Iván Elí Sánchez Jaso, representante de la empresa Bilgung Consultoría Organizacional. Ambos fueron sentenciados a tres años de cárcel.

El Segundo Tribunal pidió a María Guadalupe Hernández Lozano valorar la orden de aprehensión contra Duarte, otorgada por el desvío de 2 millones 400 mil pesos. La jueza determinó echar abajo dicha orden porque, según el amparo, la Fiscalía General de Chihuahua sólo podría reservar la identidad de testigos en caso de delincuencia organizada, según la Constitución mexicana.

El otro amparo que se otorgó a César Duarte es por el caso en el que está involucrado el exsecretario general adjunto del PRI nacional, Alejandro Gutiérrez Gutiérrez, quien presuntamente desvió, con el apoyo del exgobernador, 250 millones de pesos del gobierno de Chihuahua. Un juez ordenó que ese asunto fuera atraído por la justicia federal.

Según Jorge Espinoza, se trata de estrategias del exgobernador para evadir la justicia, y aseguró que el gobierno de Javier Corral Jurado tiene los elementos suficientes para comprobar la culpabilidad de Duarte en cada una de las carpetas de investigación que tiene abiertas.

“Estamos listos para detenerlos en el momento que las autoridades den con su paradero”, soltó el consejero jurídico.

Comentarios