AMLO justifica opacidad en escolta para Calderón; Peña no la ha pedido, dice

AMLO afirmó que mantuvo en reserva la asignación de escoltas a Felipe Calderón para “no afectar la dignidad” del exmandatario. Foto: Miguel Dimayuga AMLO afirmó que mantuvo en reserva la asignación de escoltas a Felipe Calderón para “no afectar la dignidad” del exmandatario. Foto: Miguel Dimayuga

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La razón por la que desde el inicio de su administración, el presidente Andrés Manuel López Obrador mantuvo en reserva la asignación de escoltas al expresidente Felipe Calderón, fue según dijo, para “no afectar la dignidad” del exmandatario.

En medio de la polémica por el reclamo del expresidente Vicente Fox, quien acusó el ingreso de un comando a su rancho en Guanajuato y responsabilizó de su seguridad al actual mandatario, López Obrador dio a conocer desde ayer que a ambos se le asignaron escoltas a cargo de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), cuyo titular, Luis Crescencio Sandoval, acordó con los expresidentes la fórmula de custodia.

“Hay que actuar con transparencia. Siempre he dicho que esa es la regla de oro de la democracia: no ocultar. Pero también hay que cuidar, no afectar la dignidad de las personas. No ofender ni pasar la línea, la frontera de lo que tiene que ver con la dignidad”, expuso hoy López Obrador.

En su conferencia de prensa matutina, en Palacio Nacional, el mandatario consideró que hubiera sido “de mal gusto” dar a conocer la asignación de escoltas a Felipe Calderón, insistiendo en que son alrededor de ocho elementos los asignados a cada expresidente.

A pregunta expresa sobre la carta en la que Calderón le habría solicitado protección, el presidente dijo que en dicha misiva se explicaba que por la política de seguridad implementada durante el período 2006-2012, el exmandatario se sentía desprotegido.

“Nada más que quiero decir con toda claridad que no se trata de lo mismo de antes. Porque si hay diferencias; anteriormente, se incluía en el presupuesto una partida para los expresidentes. Eso ya no existe. Los expresidentes por un decreto recibían un sueldo equivalente a lo que ganaba un secretario de Estado, pero además tenían asignado personal militar y también administradores o personal de la administración pública. Llegaban a tener hasta 80 elementos”, recordó.

Añadió que el costo de los expresidentes hasta el año pasado rondaba los 50 millones de pesos y que la protección asignada ahora “es mucho menos del 10%” de esa cantidad.

“Ahora ya no hay la pensión, ya no hay ese personal administrativo, estamos halando de una guardia, un grupo para protegerlos”.

A lo largo de su campaña electoral y aun en el período de transición, el mandatario fue persistente en prometer la extinción del Estado Mayor Presidencial y en cancelar la pensión para los expresidentes, lo que oficialmente cumplió apenas iniciado el gobierno.

“Esto es algo especial, creo que la gente comprende, genera polémica pero la política es optar entre inconvenientes”.

Como dio a conocer desde el mismo sábado, las guardias a los expresidentes Vicente Fox y Felipe Calderón se mantendrán de manera indefinida, en tanto, aseguró que ni el expresidente Enrique Peña Nieto, ni los otros expresidentes, han solicitado ni cuentan con medidas de seguridad a cargo del Estado.

Comentarios

Load More