“Juntas hasta la vida”, la nueva campaña de AI contra la violencia hacia mujeres

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La organización Amnistía Internacional Sección México lanzó este lunes la campaña “Juntas hasta la Vida”, con el objetivo de colocar en la agenda pública la violencia contra las mujeres, que en los primeros dos meses del año quitó la vida a 568 de ellas.

La directora ejecutiva Tania Reneaum señaló que, ante la incidencia de nueve asesinatos al día, según cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), Amnistía Internacional pretende colocar el tema “en el marco de la crisis de derechos humanos, porque el Estado falla al prevenir, al investigar y al reparar el daño de manera integral”.

Luego de explicar que la campaña es de carácter digital, con materiales dispuestos para ser viralizado, la defensora apuntó que siendo México “el infortunado líder de feminicidios en la región, no podemos eludir la responsabilidad de tomarnos cada asesinato de mujeres como algo personal”.

Por su parte, Luz Marcela Villalobos Andrade, presidenta de Amnistía Internacional México, agregó que alrededor de los feminicidios “tenemos dos problemas: el primero es que el incremento de mujeres asesinadas es una grave crisis de derechos humanos, que se perpetúa gracias al segundo problema, la impunidad”.

#JuntasHastaLaVida. Foto: AI

Añadió: “El Estado falta a su deber de identificar procesar y sancionar a los responsables, no hay un proceso de reparación del daño ni garantía de no repetición”, mientras las familias “sufren el calvario de la impunidad y son obligadas a vivir en la incertidumbre”.

Para la defensora, el Estado mexicano “tiene una deuda con las mujeres de este país y no se saldará hasta que podamos contar cero feminicidios” y dejar de alimentar la impunidad.

Al reconocer que los feminicidios son crímenes cometidos a título individual y que es así como debe ser sancionado, Villalobos consideró indispensable que el Estado asuma “su responsabilidad por cada feminicidio ocurrido en nuestro país, como una problemática del Estado”, lo que significa dar garantías de no repetición y “revertir las causas que provocaron los asesinatos de mujeres”.

De igual manera, emplazó a atender el problema desde las causas que originan la violencia feminicida, “como la cultura patriarcal enraizada en la educación, en las relaciones interpersonales y en las relaciones de poder; erradicar las prácticas institucionales que revictimizan y desprotegen a las mujeres, y mejorar las condiciones, como el entorno urbano, la lejanía de los servicios de atención, la falta de confianza en las instituciones, entre otras”.

Durante la presentación del programa, la periodista Lydiette Carrión, autora de “La Fosa de Agua”, se pronunció en contra de la normalización de la violencia hacia la mujer, que en el primer trimestre de este año estaría marcando una tendencia de 10 feminicidios al día.

Tras exigir la realización de “diagnósticos claros” sobre el problema, Carrión alertó que en México “hay una normalización de la violencia feminicida que va en aumento” y que puede considerarse una “pandemia en el país”, que lo ha colocado como el líder regional en ese tema.

En un mensaje grabado, la locutora Gabriela Warkentin, una de las voces de la campaña “Juntas hasta la vida”, llamó a colocar la violencia contra las mujeres “en el discurso público”.

También pidió construir “una narrativa pública que incluya a la mujer como un eje de desarrollo en sí misma, como un eje de derechos en sí misma, y que por tanto la violencia contra las mujeres sea una condena unánime y articulada”, sobre todo ante “regresiones importantes” en algunos estados como Nuevo León, en los que se pretende criminalizar el aborto.

De acuerdo con la conductora, el 50% de las mujeres no denuncia actos de violencia de género “porque cree que no son tan importantes”, por lo que llamó a exigir al Estado que “tenga la estructura y tenga los mecanismos para que estos actos de violencia tengan no solamente un fin en justicia, sino que tengan un proceso que permitan a la mujer denunciar”.

Manifiesto. Foto: AI

Comentarios