Reportan estable a pescador baleado en enfrentamiento con marinos en BC

El enfrentamiento entre marinos y pescadores ocurrió el pasado 28 de marzo en San Felipe, BC. Foto: Especial El enfrentamiento entre marinos y pescadores ocurrió el pasado 28 de marzo en San Felipe, BC. Foto: Especial

ENSENADA, BC (apro).- Después de más de una semana recibiendo tratamiento en el Hospital Al Mater de Mexicali, el estado de  salud del pescador Enrique García Sández, herido durante un enfrentamiento con marinos, se reportó estable.

El “Kike”, como es conocido en el puerto de San Felipe, recibió cuatro impactos de bala propinados por elementos de la Marina, en el enfrentamiento registrado el pasado 28 de marzo en el puerto.

Ayer lunes, Sunshine Antonio Rodríguez, integrante de la Federación de Cooperativas de Pescadores Rivereños de San Felipe, informó que el pescador está fuera de peligro, está consciente y en recuperación.

Agregó que la totalidad de los gastos de la atención médica en el hospital privado de la capital del Estado, corren a cargo de la Secretaría de la Marina y aclaró que no fue posible retirarle los fragmentos de bala que le quedaron por los dos impactos que recibió en la cabeza.

Sobre los hechos acontecidos en el puerto el 28 de marzo, el líder pesquero manifestó en conferencia que ni Enrique García ni las otras dos personas que lo acompañaban en el vehículo en el que huía de los marinos, ni los pescadores que lo asistían en el auto, han sido detenidos o acusados de cometer algún delito.

De acuerdo con José Soberanes Sández, hermano de “El Kike”, éste salió temprano a pescar “chano” como lo hacía todos los días con cuatro compañeros, y que al estar en ese trabajo tuvieron un altercado con los tripulantes de una embarcación propiedad de la organización Sea Shepard.

Cuando su familiar y amigos llegaron a la playa en San Felipe y abordaron su vehículo en tierra –una camioneta pickup-, elementos de la Marina los interceptaron y les ordenaron detenerse. Como no obedecieron la orden los marinos empezaron a disparar impactando en tres ocasiones el cuerpo de su hermano.

“Balacearon ahí a mi hermano, lo iba correteando la Marina y empezaron a dispararles porque no se pararon y tiraron a matar”, comentó José Soberanes al portal Uniradio Informa, de Baja California.

También dijo que su hermano, de 37 años, recibió un impacto de bala en el brazo izquierdo, otro en una pierna y dos rosones en la cabeza, Después de que lo estabilizaron en un sanatorio de San Felipe, se le trasladó al Hospital General de Mexicali y posteriormente al nosocomio privado.

Comentó que los pescadores de San Felipe y los de Sonora que operan en el Alto Golfo de California, donde existe una veda total a la pesca comercial de todas las especies marinas, son acosados diariamente por las patrullas de la Marina y la organización ambiental internacional Sea Shepard, con la que el gobierno de Enrique Peña Nieto firmó en 2015 un acuerdo de vigilancia permanente en el Mar de Cortés.

Otros casos

Al respecto resaltan dos incidentes de los que no se registró mayor información de la que se publicó en los diarios Tribuna de San Luis Río Colorado, Sonora, y El Mexicano y La Voz de la Frontera, ambos de Baja California.

El primero narra que el pasado 16 de noviembre un pescador del Golfo de Santa Clara, Sonora, falleció y dos más resultaron heridos cuando una embarcación de vigilancia de la Marina, tipo Defender, embistió una panga en alta mar, aparentemente de manera intencional y por motivos desconocidos.

Un día después, la Cuarta Región Naval, a través del departamento de Comunicación Social, aseguró que los cuatro pescadores del Golfo de Santa Clara embistieron a la embarcación que tripulaban los elementos de la Marina y que en el caso no resultó herido ninguno de los tripulantes militares.

Miguel Ángel Ávila Vázquez, de 21 años, era el nombre del pescador que murió. Con diversas lesiones se reportó a José Manuel Garza Meza, de 23, y a Valentín Barrera Naranjo, de 25. Los tres, residentes del poblado pesquero Santa Clara.

El suceso lo atrajo el Ministerio Público Federal de Sonora, pero pese a las protestas de los pescadores y residentes de Santa Clara, hasta hoy se desconoce el resultado de la investigación y si los pescadores y marinos involucrados en el incidente rindieron declaración o fueron detenidos para investigación.

El segundo hecho sucedió la madrugada del pasado 29 de enero y ocurrió en las inmediaciones del puerto de San Felipe, cuando se registró un presunto choque accidental de pangas en alta mar.

De acuerdo con la versión que proporcionó el único sobreviviente del accidente, de nombre Víctor Antonio, de 42 años, él y dos pescadores amigos suyos -Enrique Rojo Zavala, de 50 años, y Enrique Soberanes León, de 56- salieron a pescar a las 4:30 horas.

Narró que él iba acostado, durmiendo en la panga cuando un fuerte golpe lo despertó y sólo alcanzó a ver que Enrique Zavala caían al mar mientras Enrique Soberanes quedaba muerto encima del motor de la embarcación pesquera.

Cuando a las 7:00 de la mañana una embarcación de la Marina acudió al sitio del incidente, no dio información de qué o quién golpeó la panga ya que -alegó- no alcanzó a ver al o los agresores, quienes huyeron sin brindar ayuda a las víctimas.

Hasta hoy se desconocen más detalles del presunto accidente.

 

 

 

Comentarios

Load More