Opositores y partidarios hacen la tarea por matrimonios igualitarios en Yucatán; mañana se vota la reforma

Congreso de Yucatán. Foto: Twitter @CongresoYucatan Congreso de Yucatán. Foto: Twitter @CongresoYucatan

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Los 24 legisladores del Congreso de Yucatán someterán a votación, este miércoles, la reforma al artículo 94 de la Constitución estatal, mediante la cual se permite el matrimonio entre personas del mismo sexo.

A horas de que eso suceda, activistas de los derechos humanos entregaron en el recinto legislativo casi 23 mil firmas ciudadanas en apoyo a la demanda de la comunidad de la diversidad sexual para poder contraer nupcias.

Congelado desde el año 2000, el Congreso yucateco finalmente puso el tema sobre la mesa. Pero, dado lo espinoso del asunto, los legisladores abrieron un micrositio oficial para someterlo a consulta ciudadana.

En respuesta, grupos conservadores instruyeron a sus seguidores a responder de manera masiva en contra del matrimonio entre personas del mismo sexo.

En entrevista con Apro, Rodrigo Iván Cortés, presidente del Frente Nacional por la Familia (FNF), que defiende el matrimonio entre hombre y mujer, asegura que la reforma será rechazada por la mayoría de los legisladores locales, con los cuales ya pactaron el voto en contra.

“Venimos construyendo un acercamiento con los diputados y, por lo pronto, ya tenemos 14 votos a favor del matrimonio entre hombre y mujer, por lo que será rechazada esa reforma a la Constitución de Yucatán”, dice.

El líder del FNF agrega que “una institución tan importante como el matrimonio no se puede cambiar de la noche a la mañana. Y todo solamente por un capricho de una reducida minoría que profesa la ideología de género”.

Por ello, afirma, no prosperará esta reforma propuesta ante el Congreso yucateco por la diputada Silvia América López, de Movimiento Ciudadano.

“¡No!, esa reforma no pasará, porque sólo se trata de un capricho de esta minoría. La familia no debe estar supeditada al contentillo de estas gentes. Si lo permitimos, en un futuro hasta podría darse el matrimonio entre cinco o seis personas del mismo sexo”.

Y precisa que no sólo en Yucatán, sino a nivel nacional, el rechazo al matrimonio gay es la “postura mayoritaria” entre la población. Prueba de ello, abunda, es que en la mayoría de las entidades federativas el matrimonio gay no ha prosperado.

Este lunes la Comisión de Puntos Constitucionales y Gobernación aprobó por mayoría la derogación del segundo y tercer párrafos del artículo 94 de la Constitución local que impedían el matrimonio igualitario, en un afán de emparejar la ley a los tratados internacionales.

El dictamen, que mañana se presentará ante el pleno legislativo, establece que, en caso de ser aprobado, el Congreso deberá expedir las modificaciones necesarias a la legislación secundaria en un plazo de 180 días naturales.

Previo a esa sesión, los activistas encabezados por Ligia Vera Gamboa y Nancy Walker Olivera entregaron a las comisiones de Igualdad de Género, Puntos Constitucionales y Derechos Humanos las 22 mil 825 firmas recabadas para apoyar el matrimonio igualitario.

Vera Gamboa, docente del Centro de Investigaciones Regionales “Dr. Hideyo Noguchi”, de la Universidad Autónoma de Yucatán (UADY), explicó que las firmas se recabaron a través de la plataforma Change.org, donde se lanzó la petición de respaldar socialmente la demanda de la comunidad LGBTT que grupos conservadores pretenden bloquear.

Argumentó que los derechos humanos no pueden ser sometidos a consulta y que, por estar garantizados en la Constitución federal, deben ser reconocidos y respetados.

Las personas del mismo sexo que se han casado en Yucatán han tenido que recurrir al amparo de la justicia federal para poder legalizar sus uniones.

Comentarios

Load More