Gobierno de AMLO no ha sido efectivo para frenar tránsito migrante: Mike Pompeo

WASHINGTON (apro).- Mike Pompeo, secretario de Estado en el gobierno de Donald Trump, denunció ante el Congreso federal estadunidense la ineficiencia de las autoridades mexicanas para contener el flujo de migrantes centroamericanos que viajan hacia el norte.

El funcionario se quejó de la incapacidad del gobierno de Andrés Manuel López Obrador para detener a las caravanas de migrantes centroamericanos que buscan llegan a Estados Unidos, pese a admitir una colaboración cercana sobre el asunto con su contraparte, Marcelo Ebrard, secretario de Relaciones Exteriores de México.

“Trabajamos de manera cercana con el gobierno mexicano para crear las condiciones que detengan esto (el flujo de migrantes centroamericanos). Trabajo muy de cerca con el canciller Ebrard. Él ha sido un gran socio, pero ellos no han podido detener de manera efectiva lo que es mayormente el tránsito de personas que pasa por su país camino al nuestro”, declaró Pompeo, ante el Comité de Relaciones Exterior de la Cámara de Senadores.

El encargado de las relaciones exteriores en el gobierno de Trump afirmó que en la frontera con México se vive una crisis humanitaria por el masivo número de migrantes centroamericanos que buscan asilo en Estados Unidos.

“La semana pasada hubo 200 aprehensiones de personas que buscaban ingresar ilegalmente a nuestro país. Esta es una crisis real”, acotó el secretario de Estado durante su comparecencia en el Capitolio.

Pompeo aclaró a los senadores del Comité de Relaciones Exteriores que el presidente Trump tiene la firme determinación de crear un ambiente de soberanía en la frontera sur, dejando nuevamente en el aire la posibilidad de una orden para el cierre de la frontera.

Al abordar el tema de los centroamericanos que buscan asilarse en Estados Unidos, el secretario de Estado encomió a los legisladores a cambiar las leyes para que las cortes federales no puedan contener los mandatos en este sentido emitidos por el presidente Trump.

La petición a los senadores aludió al fallo que emitió esta semana la Corte Federal del Distrito Norte, en California, que ordena al gobierno de Trump a liberar en Estados Unidos a todos los centroamericanos, cuyas solicitudes de asilo se encuentren en proceso.

Antes de la intervención de la Corte, el gobierno de Trump había logrado el compromiso del gobierno de López Obrador, de mantener en México a los peticionarios de asilo centroamericanos hasta que sus casos se resolvieran en las cortes estadunidenses, lo cual puede tomarse meses o incluso hasta varios años.

“Trabajé un acuerdo (con el gobierno mexicano) con el cual permitiríamos que esperaran a la resolución de sus casos, de aquellos migrantes con solicitudes de asilo legítimas. Los números de espera en México son abrumadores”, manifestó Pompeo.

Para darle sustento a su exigencia de que el Congreso legisle nuevas leyes de asilo apegadas a las restricciones que impone Trump, el secretario intentó humanizar el peregrinaje hacia el norte de los centroamericanos a través del territorio mexicano.

“No solamente son personas las que están viniendo, son drogas; es decir, las historias humanas del tráfico de personas que están ocurriendo, lo que les pasa a las mujeres cuando pasan por México es verdaderamente una tragedia. Si aseguramos nuestra frontera sur, mejoraremos las vidas de estas personas, de eso estoy convencido”, apuntó Pompeo.

Comentarios