Denuncia el EZLN incremento de la militarización en sus comunidades

CHINAMECA, Mor. (apro).- En la Tierra del Jefe, a unos kilómetros de Cuautla, en el casco de la Exhacienda de Chinameca, donde hace 100 años fue asesinado Emiliano Zapata Salazar, el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), en la voz de Marichuy Patricio Martínez, vocera del Concejo Indígena de Gobierno (CIG), denunció el incremento de la militarización y el acoso a las comunidades zapatistas.

En el acto conmemorativo del Congreso Nacional Indígena (CNI) y del CIG en esta comunidad, se denuncia la intención del gobierno de Andrés Manuel López Obrador de querer “secuestrar” la figura del Caudillo del Sur, para que con su muerte, “muera también la defensa de la tierra, que es como nosotros, los pueblos originarios, llamamos a la vida”. Por eso, al contrario, “los pueblos originarios seguiremos en la rebeldía y la resistencia”.

En el texto, firmado por el Subcomandante Insurgente Moisés, el EZLN denunció que con el nuevo gobierno “ha aumentado la presencia militar, policiaca, paramilitar y de espías, orejas e informantes”, además de que aparecieron los sobrevuelos de aviones y helicópteros, “así como de vehículos artillados, como en los tiempos de Carlos Salinas de Gortari” y los subsecuentes.

Aseguraron que los patrullajes y sobrevuelos no persiguen al narcotráfico ni a las caravanas de migrantes centroamericanos, “no, esa amenaza de muerte recorre por aire y tierra las comunidades indígenas que han decidido mantenerse en resistencia y rebeldía para defender la tierra, porque en ella está la vida”.

Además aseguraron que “aparecen en las comunidades diciendo que viene la guerra y que sólo están esperando órdenes de ‘mero arriba’. Y algunos se hacen pasar por lo que no son ni nunca serán, según esto para conocer los supuestos ‘planes militares’ del EZLN. Tal vez ignorando que el EZLN dice lo que hace y hace lo que dice… o tal vez porque el plan es montar una provocación y luego culpar al EZLN”.

Por ello, aseguraron que López Obrador en realidad actúa como sus antecesores, “pero cambia ahora la justificación: hoy la persecución, acoso y ataque a nuestras comunidades es ‘por el bien de todos’ y se hace bajo la bandera de la supuesta ‘IV Transformación’”.

En el texto saludaron la lucha de los pueblos de Morelos contra el Proyecto Integral Morelos y reconocieron la vida de Samir Flores Soberanes, líder opositor a la termoeléctrica de Huexca, quien fue asesinado el pasado 20 de febrero. Finalmente, condenaron el hecho de que López Obrador haya decretado “que se acabó el neoliberalismo, y su corte acomoda cifras, hechos, proyectos para ocultarlos detrás del escenario de la autodenominada ‘Cuarta Transformación’, que no es sino la continuación y profundización de la etapa más brutal y sanguinaria del sistema capitalista”.

Al final del acto, Marichuy dijo en breve entrevista que “la resistencia es lo único que nos queda, la resistencia desde abajo, a eso vinimos a Chinameca, a iniciar el proceso de construcción de la resistencia desde abajo”.

Comentarios