Transporte de pasajeros concentrado sólo en cuatro empresas: Cofece

CIUDAD DE MÉXICO (apro). —La Comisión Federal de Competencia Económica reveló que cuatro empresas de autotransporte foráneo de pasajeros concentran el 95% de las cinco mil 877 rutas en todo el país, además que en 76.8% de dichas rutas participa un sólo operador.

Al dar a conocer el Estudio de competencia en el autotransporte federal de pasajeros, la Cofece señaló que, entre los obstáculos regulatorios detectados, está la obligación de cumplir con requisitos y trámites que, a falta de claridad en su aplicación, dotan de una amplia discrecionalidad a las autoridades en el otorgamiento de permisos de nuevas terminales.

“Esta falla normativa tiene un impacto negativo en los niveles de competencia porque para ofrecer una ruta se exige contar con acceso a terminales de origen y destino, lo que de inicio representa una inversión millonaria si no se tiene entrada a una terminal establecida y limita la entrada de nuevos participantes”.

A pesar de lo anterior, explicó, en la práctica varias empresas establecidas realizan ascensos y descensos en lugares distintos a las terminales, lo cual confirma la necesidad de actualizar el marco normativo para ajustarse a la realidad y dar posibilidad a nuevos competidores de ampliar la oferta.

Ello se agrava por legislaciones estatales que imponen criterios que favorecen a empresas establecidas, como contar con la opinión favorable de transportistas locales para autorizar el permiso de operación de una ruta a un nuevo competidor.

De acuerdo con el reporte del organismo antimonopolios, la regulación actual no exige a los operadores de terminales contar con reglas de acceso ni hacerlas públicas, si es que existen.

Así, los nuevos entrantes a una ruta, que quieran operar desde una terminal necesitan llegar a un acuerdo con la concesionaria o empresas que controlan la central camionera, mismas que tienen incentivos para negarles el acceso o darlo en condiciones de desventaja, reveló.

Asimismo, la Cofece consideró que el modelo de autotransporte mexicano es rígido, al exigir a los operadores: registrar tarifas máximas con al menos siete días de anticipación; avisar de la cancelación de la ruta con 30 días hábiles de anticipación, y utilizar el autobús autorizado en una sola ruta, sin posibilidad de poderlo mover a otra ruta con mayor demanda.

Las propuestas

En dicho contexto, la Comisión Federal de Competencia Económicas propuso tres intervenciones esenciales en dicho sector:

La primera tiene que ver con la posibilidad de que exista mayor presión competitiva entre operadores.

Para esto es necesario que la Secretaría de Comunicaciones y Transporte analice la pertinencia de modificar la obligación de disponer de terminales para obtener el permiso para operar (reforma a la Ley de Caminos, Puentes y Autotransporte Federal y el Reglamento de Autotransporte Federal y Servicios Auxiliares).

Además de que suprima el registro de tarifas máximas (reforma al Reglamento) y elimine el requisito de avisar con 30 días de anticipación la cancelación de una ruta o tramo (reforma al Reglamento).

Por otra parte, que se facilite el acceso a las centrales de camiones ya establecidas.

La Cofece recomendó a la SCT que haga pública la lista de centrales que operan bajo concesión; asimismo, que reciba las centrales públicas al término de la concesión y nuevamente adjudique su administración vía licitación, y que una de las condiciones en estas nuevas adjudicaciones sea la obligación de acceso abierto y no discriminatorio.

De acuerdo con el reporte, este proceso puede iniciar en breve, puesto que existen concesiones que están próximas a vencer durante 2019: Central del Norte, Ciudad de México; Mazatlán, Sinaloa; Acapulco, Guerrero; Nuevo Laredo y Reynosa, Tamaulipas; y Mexicali, Baja California. Se tiene información que este año caducó la concesión de la terminal de Oaxaca, Oaxaca.

Mientras que para el de las centrales se debe incluir en el Reglamento la obligación de hacer públicas las reglas de acceso; y que la SCT cuente con facultades para resolver disputas entre solicitantes de acceso y administradores.

Por último, para brindar mayor certeza jurídica y transparencia al sector, la Cofece recomendó que la SCT dé a conocer versiones públicas de las resoluciones para las solicitudes de permisos rechazadas; suprimir en el Reglamento criterios discrecionales para el otorgamiento de permisos para establecer terminales.

También incluir en el reglamento un procedimiento práctico y efectivo para ejercer la afirmativa ficta en las solicitudes de permiso para operar el servicio de autotransporte federal.

Además de que la Dirección General de Autotransporte Federal mejore su portal de trámites para que sea más fácil para los solicitantes dar seguimiento a su trámite; y que la SCT mejore las estadísticas sobre el volumen de operaciones en el sector y actualice su directorio de terminales.

Acerca del autor

Comunicólogo hecho por la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM; reportero labrado en Proceso.

Comentarios