Pese a amago de Trump de cerrar la frontera, México alista cumbre bilateral

La frontera entre México y EU. Foto: Eduardo Miranda La frontera entre México y EU. Foto: Eduardo Miranda

CIUDAD DE MÉXICO (Apro).- Al margen de las amenazas del presidente estadunidense Donald Trump de cerrar la frontera, el gobierno mexicano será anfitrión de una cumbre binacional de alto nivel entre funcionarios y empresarios para “sellar la colaboración entre los sectores privados de ambos países”, misma que se llevará a cabo los próximos jueves y viernes en Mérida, Yucatán.

Las principales figuras del gobierno mexicano estarán presentes en el evento –el propio presidente Andrés Manuel López Obrador y al menos siete integrantes de su gabinete–, así como representantes de la Cámara de Comercio de Estados Unidos y del Consejo Coordinador Empresarial mexicano.

Por su parte, la delegación del gobierno estadunidense solo estará integrada por Wilbur Ross, secretario del Comercio, y Ryan Brennan, titular de la Corporación para Inversiones Privadas en el Extranjero.

“Entre los temas que se discutirán durante la cumbre está la ratificación del T-MEC, los programas para potenciar la fuerza laboral mexicana, las oportunidades de inversión en el sector energético y la relevancia de profundizar y fortalecer la relación bilateral entre Estados Unidos y México”, planteó la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) en un boletín.

“Esta importante cumbre bilateral de negocios se ha renovado y fortalecido con respecto a ediciones previas”, presumió la dependencia.

El T-MEC se encuentra en el centro de la agenda bilateral entre México y Estados Unidos, pues tanto el presidente Trump como el Congreso amagaron recientemente con no ratificarlo.

El magnate advirtió que reemplazaría el acuerdo de libre comercio para obligar el gobierno mexicano a detener los flujos de migración, y el Congreso, de mayoría demócrata, anunció que no aprobaría el T-MEC hasta que se apruebe y se aplique la reforma laboral en México.

La SRE también resaltó la presencia de Larry Flink, el presidente de BlackRock, el fondo de inversión más grande del planeta. El fondo incursionó en el negocio de las Afores en México en 2008, pero su actividad en el país se detonó en 2015, con la adquisición del fondo Infraestructura Institucional (I2) a Jerónimo Marcos Gerard Rivero, el cuñado del expresidente Carlos Salinas de Gortari.

BlackRock gestiona ahora un portafolio de más de 64 mil millones de dólares en el país, repartidos entre distintos Fideicomisos de Inversión en Bienes Raíces (Fibra) así como en acciones de más de 69 empresas que cotizan en la Bolsa Mexicana de Valores, como Grupo Carso, Grupo México, Banorte, Televisa, FEMSA, Elektra, Soriana, Alfa, IEnova o Mexichem, entre muchas.

Los colaboradores más cercanos a AMLO se encontrarán en Mérida –Olga Sánchez Cordero, Marcelo Ebrard Casaubón, Graciela Márquez, Rocío Nahle, Irma Sandoval, Luisa María Alcalde y Alfonso Romo–, así como los gobernadores de Yucatán, Campeche, Oaxaca, Quintana Roo y Tabasco.

Comentarios

Load More