Gran Bretaña: Extensión del Brexit hasta el 31 de octubre

La primera ministra británica, Theresa May, después de hablar en una conferencia de prensa al concluir la cumbre de la UE sobre el Brexit en Bruselas. Foto: AP Alastair Grant La primera ministra británica, Theresa May, después de hablar en una conferencia de prensa al concluir la cumbre de la UE sobre el Brexit en Bruselas. Foto: AP Alastair GrantAlastair Grant)

LONDRES (apro)- La Unión Europea (UE) aprobó este jueves por la madrugada extender hasta el 31 de octubre las complejas negociaciones por el Brexit, dándole la opción al Reino Unido de abandonar el bloque antes de esa fecha en caso que Theresa May logre obtener el apoyo del Parlamento británico a su polémico acuerdo.

Luego de una maratónica sesión de seis horas en la sede del Consejo Europeo en Bruselas, los 27 mandatarios europeos finalizaron la cumbre especial convocada por el Brexit, ofreciéndole a May una extensión de seis meses para evitar una catastrófica salida “sin acuerdo” este viernes.

“Esta extensión es tan flexible como esperaba, y un poco más corta que lo que hubiera querido, pero sigue siendo suficiente para hallar la mejor solución posible”, afirmó el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, en una conferencia de prensa minutos después de finalizada la cumbre. Tusk pidió además a May “no malgastar el tiempo” concedido.

Tras la decisión de última hora, la UE convocó a una cumbre simbólica para junio para revisar la situación del Reino Unido, luego que el presidente de Francia, Emmanuel Macron, pidió evitar que una “mal intencionada” Gran Bretaña amenace el proyecto europeo.

Por su parte, May, quien había llegado a la cumbre pidiendo una extensión más corta, hasta el 30 de junio, evitó hablar sobre una posible renuncia al frente del gobierno británico.

La Primera Ministra reiteró que el Reino Unido “podría abandonar la UE para el 22 de mayo, y de esa manera no tener que participar de las elecciones parlamentarias europeas” en caso que la Cámara de los Comunes en Londres decida aprobar su acuerdo de salida, derrotado ya tres veces en sendas votaciones parlamentarias.

May volvió a responsabilizar a los parlamentarios por la creciente frustración de la población británica a la hora de implementar el Brexit.

Luego de ser increpada por los periodistas para que pida perdón a la población por el hecho de que el Reino Unido aún sigue en la UE, May respondió categórica: “En los últimos tres meses voté tres veces para que nuestro país abandone la Unión Europea”.

“Si suficientes parlamentarios hubieran votado conmigo en enero, ya hubiéramos salido de la Unión Europea”, indicó la líder conservadora.

La mandataria regresó poco después a Londres, donde informó en una ponencia especial en el Parlamento sobre la extensión ofrecida por la UE, que fue aceptada oficialmente este jueves por el gobierno británico.

Francia presiona

Durante la cumbre europea en Bruselas, Macron fue uno de los pocos mandatarios europeos que intentó poner presión a Gran Bretaña, apoyando una extensión más corta que la propuesta por el resto de los gobernantes del bloque, incluida la Chancellor alemana, Angela Merkel, a favor de darle a Londres hasta el 31 de diciembre o incluso hasta abril de 2020.

Macron insistió que, aunque es importante “cooperar” con el Reino Unido en las negociaciones por el Brexit, también es vital impedir que políticos británicos como el ultra nacionalista y antieuropeo Jacob Rees-Mogg, busquen perturbar al bloque desde dentro si Londres participa de las elecciones europeas en mayo.

Al anunciarse la nueva fecha de extensión, Macron dijo que la UE “halló el mejor de los acuerdos” ya que la ampliación hasta el 31 de octubre “preservará la unidad europea”, permitirá que el Reino Unido obtenga más tiempo para terminar con el “impasse político”, y al mismo tiempo se preserve “el buen funcionamiento de la Unión Europea”.

Merkel, quien opina que la UE no debe permitir de ninguna manera una salida británica “sin acuerdo”, se enfrentó con Macron al insistir que una extensión corta no hubiera logrado resolver la situación política actual en Gran Bretaña.

Las diferencias entre París y Berlín quedaron en evidencia previo al inicio de la cumbre, cuando Merkel informó al Bundestag que era probable que May obtuviera una extensión más larga que la que pedía, mientras que Macron indicaba que por el momento “nada estaba decidido”, desestimando la opción de una extensión más larga. “Nada debe poner en peligro el proyecto europeo”, dijo el presidente francés.

La extensión acordada ahora provee además de una oportunidad a la UE para finalizar el proceso de Brexit antes de que termine el mandato del presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, el 1 de noviembre.

Gran Bretaña deberá participar de las elecciones europeas del 23 de mayo si el Parlamento británico no logra aprobar el acuerdo de salida propuesto por May, o de otro modo abandonar la UE sin acuerdo alguno para el 1 de junio.

Tusk, quien inicialmente había propuesto una extensión de un año para permitirle al Reino Unido romper el “impasse” que está paralizando al país, indicó que no puede descontar la opción de una nueva extensión si el gobierno británico no encuentra una salida para octubre.

“Es mejor tener algo que nada. Seis meses, más de seis meses, podría ser suficiente para encontrar una buena solución si hay buena voluntad y una mayoría en la Cámara de los Comunes”, destacó el presidente del Consejo Europeo.

Según Tusk, la ampliación del plazo máximo abre una nueva posibilidad para que Gran Bretaña “revoque el artículo 50 (del Tratado de Lisboa) y cancele el Brexit por completo”.

En Londres, los parlamentarios conservadores más euroescépticos se mostraron en contra de la extensión de seis meses, al considerar que no será suficiente para reemplazar a May y reiniciar el proceso del Brexit.

De todos modos, está cobrando fuerza la posibilidad de hallarse una salida a través de las negociaciones actuales entre conservadores y laboristas para romper al “impasse” político, incluido un acuerdo de salida que incorpore la permanencia en la unión aduanera. Otra opción en vista es una eventual elección general en el Reino Unido, o incluso un segundo referéndum, esta última posibilidad cada vez más factible.

 

 

Load More