Golpe de estado pone fin a 30 años de gobierno del presidente de Sudán

CIUDAD DE MÉXICO (apro).– El ejército de Sudán derrocó y arrestó al presidente Omar al-Bashir, suspendió la Constitución, declaró el estado de emergencia y anunció que se harán cargo del país durante los dos próximos años, tras los cuales se celebrarán elecciones “libres y justas”.

En un mensaje transmitido a través de la televisión estatal, Awad Mohammed Ibn Ouf, vestido con uniforme militar, informó del arresto de Al-Bashir y agregó que las fuerzas armadas se harán cargo del país durante los dos años siguientes.

También aseguró que el estado de emergencia y la suspensión de la Constitución estarán vigentes los próximos tres meses. Además, confirmó el cierre de fronteras y el espacio aéreo, e impuso un toque de queda nocturno.

Previo al anuncio del ejército, miles de sudaneses marcharon en Jartum, la capital del país, tras conocerse que las fuerzas armadas forzaron la renuncia de Al-Bashir.

Tras el anuncio, testigos consultados por The Associated Press informaron de la presencia de soldados en instalaciones y puntos clave de la ciudad, y vehículos militares blindados y tanques estacionados en las inmediaciones de los puentes sobre el río Nilo.

También surgieron reportes no confirmados sobre el cierre del aeropuerto de la capital sudanesa.

 

Al-Bashir, buscado por la Corte Penal

Las protestas contra Omar al-Bashir comenzaron en diciembre pasado debido a la crisis económica que aqueja al país, y pronto comenzaron a pedir su destitución.

Las movilizaciones aumentaron la semana pasada gracias a las protestas en Argelia, que derivaron en la renuncia del presidente Abdelaziz Bouteflika.

Al-Bashir es considerado un paria en muchos países. La Corte Penal Internacional emitió una orden de captura en su contra por supuestos crímenes de guerra y contra la humanidad en Darfur.

Asumió el poder en 1989, al encabezar un golpe de estado militar contra el gobierno del primer ministro Sadiq al-Mahdi. (Con información de AP y EFE)

Comentarios