Queman manos y pies a sacerdote durante asalto

PUEBLA, Pue. (apro).- El sacerdote Ambrosio Arellano Espinoza, párroco de la iglesia de Santa Mónica, también conocida como el templo del Señor de las Maravillas, fue encontrado este día en su domicilio atado, con quemaduras en manos y pies, al ser víctima de un presunto asalto.

Luego de un reporte al 911, elementos de la Policía Municipal de Puebla y paramédicos de Protección Civil acudieron al domicilio del cura, en la calle Manuel Santibáñez, entre Mariano Escobedo y Guadalupe, en la colonia Lomas de 5 de Mayo, para prestar auxilio a Arellano Espinoza, de 78 años, quien presentaba huellas de tortura.

Los familiares del sacerdote denunciaron ante las autoridades que acudieron a buscarlo luego de que no se presentó a oficiar misa este día y lo encontraron al interior de su casa maniatado y golpeado.

De acuerdo a este reporte, en el lugar faltaba el vehículo propiedad de Arellano, así como otros bienes, por lo que se da por hecho que el móvil de este ataque fue el robo.

La oficina de la Arquidiócesis de Puebla emitió un comunicado en el que señala que el estado de salud del párroco del templo del Señor de las Maravillas, una de las iglesias con mayor número de devotos en Puebla, es “de pronóstico reservado”.

“Hospitalizado en urgencias, se encuentra con quemaduras de segundo grado en manos y pies, estable aunque el pronóstico es reservado”, señala la Arquidiócesis al tiempo que pidió a los feligreses hacer oración por la recuperación del sacerdote.

De acuerdo a testimonios, Arellano estuvo varias horas amarrado, lo que le generó una deshidratación, así como complicaciones de hipertensión y diabetes que padece, lo cual ha agravado su estado de salud.

Comentarios