CNDH emite recomendación al IMSS por negligencia contra un indígena en Zongolica

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Por la atención médica inadecuada que derivó en la muerte de un indígena de 84 años de edad en el Hospital Rural IMSS-Prospera, de Zongolica, Veracruz, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) emitió una recomendación al director general del Instituto Mexicanos del Seguro Social, Germán Martínez Cázares.

Luego de dos días de presentar vómitos constantes, la víctima, perteneciente a la etnia náhuatl, fue trasladada en ambulancia al hospital, acompañada de su hijo y nuera quienes solicitaron el apoyo del servicio de emergencias.

Sin embargo, tras una rápida revisión de signos vitales, el médico le aplicó al paciente una inyección de ranitidina y lo dio de alta. “No tiene nada”, le dijo el doctor.

Pero el afectado continuó con dolores, por lo que su hijo decidió salir a buscar la ayuda de otro médico. Cuando regresó al área de espera del hospital, encontró a su padre desvanecido y a su esposa tratando de reanimarlo.

Desesperado tocó la puerta del consultorio del médico y solicitó la ayuda del personal del Desarrollo Integral de la Familia (DIF) Zongolica, vía telefónica.

Cuando llegó el médico que lo había atendido minutos antes, lo observó, fue al consultorio y regresó para revisarlo con el estetoscopio. En ese momento llegó el personal del DIF quien le tomó el pulso y declaró la muerte del paciente.

De acuerdo con la investigación que realizó personal médico de la comisión se determinó que, al pertenecer a un grupo poblacional de alto riesgo, el paciente debió ser sometido a una evaluación minuciosa que incluyera la toma de glucosa en la sangre – que no se realizó por falta de insumos-, exploración física adecuada, interrogatorio completo, así como estudios de laboratorio y gabinete, a fin de obtener un diagnóstico certero.

Además, al considerar su edad y el dolor intenso que presentaba, el caso debió ser considerado de emergencia y que ameritaba hospitalización, para determinar la causa del malestar y la aplicación del tratamiento más adecuado, no obstante el paciente permaneció todo el tiempo en el área de espera.

Los expertos también observaron que en el expediente del caso no hay evidencias que acrediten la atención inmediata y urgente del médico tratante para trasladarlo al interior del hospital tras la pérdida de conciencia del paciente.

Como resultado de las violaciones acreditadas al derecho humano a la protección de la salud, la CNDH emitió la recomendación 11/2019, donde solicita al director general del IMSS que, en coordinación con la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas, repare de manera integral el daño a los familiares del paciente, con una compensación económica, así como atención psicológica y tanatología.

Asimismo, deberá colaborar en la queja y la denuncia presentadas ante el Órgano Interno de Control del IMSS y la Fiscalía General de la República, respectivamente, contra quien resulte responsable por esos hechos, y tomar las medidas de carácter legal, administrativo y financiero para que el Hospital Rural de Zongolica cuente con los insumos necesarios a fin de brindar un servicio de calidad.

Finalmente, deberá capacitar al personal médico de dicho hospital sobre los estándares relacionados con la protección de la salud de las personas mayores; los estándares de disponibilidad, accesibilidad, aceptabilidad y calidad que deben cumplir los servicios de salud y otros relativos a los derechos de los pueblos y comunidades indígenas.

Comentarios