“Nacido para ser Rey”: la pandilla de Excálibur

MONTERREY, N.L. (apro).- Nacido para ser Rey (The kid who would be King, 2019) es una maravillosa relectura del mito del Rey Arturo, ubicado en tiempos modernos.

Contiene, en el mismo paquete, el cuento de la espada Excálibur, la mesa redonda, y el sabor de aventuras de hombres y mujeres honorables, que deben enfrentar a las fuerzas de la oscuridad que pretenden adueñarse del mundo.

Contada en tono de comedia, y llena de acción trepidante, retoma elementos de los libros de caballería y coloca a niños como los héroes que, con audacia y determinación, pueden liberar a toda la humanidad de una amenaza que se mantiene acechante, desde la época medieval, y que regresa al presente con el siniestro propósito de acabar con todo.

El relato se ubica en Inglaterra y presenta algunas costumbres antiguas confrontadas con los usos del presente. El Mago Merlín, que se hace joven y viejo a voluntad, viste una camisa de Led Zepellin. Uno de los niños quiere videograbar sus trucos de magia en el Smartphone. Amenazantes jinetes de fuego persiguen a víctimas que escapan en sus autos compactos. Una antigua pócima hecha de sangre de insecto y huesos triturados, puede ser reemplazada por helado y pollo frito.

Los lugares comunes se rompen con la inteligente recomposición de la fabula ancestral.

El niño Alex (Luis Ashbourne Serkis) es objeto de acoso en el colegio. Solo es respaldado por su amigo incondicional Breeders, quien lo consuela del tormento de los abusadores Lace y su amiga Kaye.

Cuando los cuatro se enteran de la existencia de la espada mágica, deben unir fuerzas para abatir a la poderosa hechicera Morgana y regresarla al averno, de donde nunca debió salir. Acompañados de Merlín, recorren Inglaterra en una jornada épica para confrontar a la malvada media hermana del rey Arturo, que quiere acabar con Alex, que desconoce su relación con el legendario caballero.

La historia coloca en buena posición a un pequeño don nadie, quien tiene la oportunidad de demostrar su valor. Acosado por hostigadores, se ve forzado a encontrar el coraje necesario, primero para confrontarlos, luego para hacerlos aliados y, finalmente, para guiarlos en su arriesgadísima misión.

No hay descanso. Los muchachos van y vienen en una larga travesía llena de peligros, hasta que deben resolver, de una vez y para siempre, las cuentas que tienen pendientes con la dama que los persigue desde la campiña hasta la ciudad.

Toda la película contiene aventuras de formato tradicional, pero con un refrescante aire moderno.

Es emocionante, entrañable y dirigida a niños en edad escolar.

 

Comentarios