Frente a Durazo, Pavlovich revela que recibe amenazas

Intervención de Pavlovich en la Conferencia Nacional de Secretarios de Seguridad Pública. Foto: Especial Intervención de Pavlovich en la Conferencia Nacional de Secretarios de Seguridad Pública. Foto: Especial

HERMOSILLO, Son. (apro).- La gobernadora sonorense, Claudia Artemiza Pavlovich Arellano, reveló que es víctima de intimaciones en el ejercicio de su labor como primera autoridad en la entidad.

“No me voy a doblar”, señaló la mandataria estatal frente al secretario de Seguridad Pública y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo Montaño; los jefes de seguridad de nueves entidades, y mandos de la Policía Federal Preventiva, Marina Armada de México y de la Defensa Nacional.

“Desde aquí les digo a ellos que nos quieren intimidar: ¿por qué me quieren intimidar, a mí o a mi familia? Que no me voy a doblar. Que voy a seguir en la lucha contra los que no toleran la paz y la estabilidad de los sonorenses”, puntualizó la jefa del Ejecutivo local durante la primera reunión regional de las zonas Noroeste-Noreste 2019, adscritos a la Conferencia Nacional de Secretarios de Seguridad Pública.

“Desde aquí les digo, para que les quede muy claro, a todos aquellos que pretendan que la gobernadora del estado no siga por el camino que está trazando, en recuperar la seguridad y la paz de mi estado”, resaltó al principio de su discurso, que duró poco más de diez minutos.

Y enfatizó: “Ustedes saben muy bien que soy una mujer que enfrenta problemas y que lo sabe enfrentar con mucho valor”.

Aunque la gobernadora no precisó el origen de las amenazas e intimidaciones recibidas, para nadie es un secreto que el 27 de marzo anterior un comando irrumpió en el rancho familiar “Las Norias”, propiedad de su suegro, Sergio Torres.

De acuerdo con la carpeta de investigación integrada a finales del mes pasado, la intromisión de los gatilleros se registró a la una de la tarde del miércoles 27, como se observó en un video de 32 segundos que mostraba el momento cuando de un sedán y una camioneta, ambos de color blanco, descendieron cuatros individuos, que hasta ahora se desconoce sus nombres.

La denuncia fue interpuesta ese mismo miércoles por el propietario, quien es padre de Sergio Torres Ibarra, esposo de la mandataria sonorense.

Para el 1 de abril, la Fiscalía General del Estado había aprehendido a nueve presuntos responsables sobre esta intromisión que coincidió con el reposo obligado que tomó la gobernadora a causa de una grave infección que la postró en cama.

“Derivadas de las investigaciones se ejecutaron nueve órdenes de aprehensión a los probables responsables, asimismo se realizaron dos cateos y se aseguraron diversos indicios, como armas, cartuchos y droga”, aseguró la Fiscalía sonorense a principio de este mes.

Desde aquel día no se habían tenido actualizaciones de este caso, hasta este viernes, cuando Pavlovich aprovechó la reunión secretarial para manifestar su inconformidad.

Comentarios

Load More