A la Guardia Nacional, facultades de “Gran Hermano”

Los propios senadores que discutirán la ley orgánica de la Guardia Nacional admiten que está plagada de ambigüedades, por lo que se aprestan a hacerle “cambios sustanciales”. Algunos de los legisladores consultados por Proceso sostienen que “se está premiando a las viejas élites militares y navales”; otros expresan su temor de que el nuevo organismo termine siendo un cuerpo militarizado dotado de “excesivas facultades”… Diríase que por ello será una suerte de “Gran Hermano”.

CIUDAD DE MÉXICO (Proceso).- En las carreteras federales y en los aeropuertos, en las aduanas, zonas fronterizas, estaciones migratorias, parques nacionales, penales, en el espacio aéreo, en los medios de transporte de las vías generales de comunicación… en cualquier lugar estará la Guardia Nacional, según el borrador de la ley reglamentaria en la materia que el gobierno federal envió al Senado.

La Guardia Nacional podrá vigilar la red pública de internet, así como solicitar, previa autorización de un juez, datos sobre equipos de comunicación móvil en tiempo real; recabar información en lugares públicos; investigar delitos bajo la conducción del Ministerio Público; realizar operaciones encubiertas, y participar en detenciones, advierte el documento.

“En lugar de decir Policía Federal (PF) dice Guardia Nacional.

Son las funciones que tenía la Policía Federal. Es el mismo capítulo pero con elementos del Ejército y la Marina”, dice a Proceso Miguel Ángel Mancera, coordinador del grupo parlamentario del Partido de la Revolución Democrática (PRD) en el Senado.

El jueves 11 el titular de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), Alfonso Durazo Montaño; el consejero jurídico de la Presidencia, Julio Scherer Ibarra, y el subsecretario de Gobernación Zoé Robledo entregaron a la Cámara de Senadores las iniciativas de ley para la operación del nuevo cuerpo armado: La Ley de la Guardia Nacional, la Ley Nacional sobre el Uso de la Fuerza, la Ley Nacional del Registro de Detenciones y la Ley General del Sistema de Seguridad Pública.

La Ley de la Guardia Nacional, reglamentaria del artículo 21 de la reforma constitucional, señala que aquella será una institución policial de mando civil con autonomía técnica, operativa y de mando, adscrita al ramo de la SSPC. “Pertenecerá a la Administración Pública Federal como órgano administrativo desconcentrado”, dice la propuesta.

Fragmento del reportaje que se publica en la edición 2215 de la revista Proceso, ya en circulación

Comentarios