Eligen a mano alzada a alcalde en Chiapas

TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis., (proceso.com.mx).- Indígenas tseltales de Oxchuc, eligieron este sábado a su nuevo alcalde para los tres próximos años bajo el régimen de un nuevo sistema normativo de usos y costumbres, a mano alzada, luego de cuatro años de lucha y de haber expulsado a los partidos políticos de ese municipio.

En “un proceso histórico sin precedente”, como fue calificado por observadores electorales presentes en el acto, este sábado 13, reunidos en la plaza central de Oxchuc, unos 11 mil 900 líderes, representantes y habitantes de 115 de las 120 comunidades y 24 barrios del municipio,eligieron a Alfredo Santiz Gómez de 42 años como el nuevo presidente municipal.

El profesor indígena bilingüe es originario de la comunidad Las Palmas, pero ahora reside en el Barrio Televisa de la cabecera municipal de Oxchuc. En segundo lugar quedó Hugo Gómez Sántiz, del Barrio San Cristóbalito.

De los 10 candidatos postulados a ocupar el cargo de alcalde, cinco eran hombres y cinco mujeres. De última hora, uno de los candidatos varones, Feliciano Sántiz Gómez del Barrio Cruziljá, renunció a aspirar ese puesto.

Primero, fueron llamadas una a una las cinco mujeres para ser votadas pero el voto no le favoreció a ninguna de ellas. La mayoría de los presentes en la plaza eran varones.

Si bien Hugo Gómez Sántiz fue ovacionado por una multitud presente en la plaza, la mayoría alzó la mano para que fuera Alfredo Sántiz Gómez el próximo alcalde, el que sustituya al actual presidente del Consejo Municipal de Gobierno, Oscar Gómez López.

Tan pronto como se eligió al alcalde, se procedió a elegir a su síndico y los seis regidores, y el suplente de cada uno de ellos, ahí sí, varias mujeres ocuparon cargos, empezando por la síndico, Rufina Gómez López y su suplente, Carmelina Gómez López.

Cada uno de los candidatos eran presentados tres veces ante la multitud para ratificar o no el respaldo hacia ellos.

Ahí estaban presentes observadores electorales, funcionarios del Instituto de Elecciones y Participación Ciudadana (IEPC), del Instituto Nacional Electoral (INE), representantes de otros pueblos originarios de otros estados del país que han luchado o luchan por elegir a sus autoridades por el sistema de usos y costumbres como lo hacían antes los pueblos originarios, sin la presencia de partido político alguno.

El pueblo tzeltal de Oxchuc, empezó a pugnar por elegir a sus autoridades municipales por mano alzada y sin partidos, luego de que ganara la alcaldesa María Gloria Sánchez, en julio del 2015. Quien junto a su esposo Norberto Sántiz, establecieron un cacicazgo político de más de 15 años en ese municipio.

A María Gloria ya no la dejaron llegar a la presidencia municipal por segunda vez, donde su esposo también había gobernado dos veces, y esperaban que su sucesor en el 2018 fuera el hijo de ambos.

Pero desde ese 2015, los pobladores de Oxchuc se rebelaron, quemaron sus casas de María Gloria Sánchez y Norberto Sántiz, así como de sus más cercanos colaboradores, los expulsaron a ellos y los partidos políticos de ese municipio.

Realizaron bloqueos de carretera, marchas a la capital del estado, se enfrentaron a la policía estatal en enero del 2018. Pero también fueron atacados por grupos civiles armados que les ocasionaron tres muertos, Ovidio López, Víctor Sánchez y Francisco Méndez.

Señalaron que los muertos fueron acribillados por un grupo civil armado que operaban bajo el mando de María Gloria Sánchez y Norberto Sántiz.

A la par iniciaron un proceso largo jurídico ante los órganos electorales y los tribunales electorales, para hacer valer su derecho como pueblo originario de elegir a sus autoridades municipales por sistema normativo de usos y costumbres, a mano alzada.

Esta lucha duró cuatro largos años, dijo Juan Gabriel Méndez López, abogado comunitario que llevó el caso ante las instancias judiciales, y quien también fue herido a tiros por un grupo armado donde fallecieron tres de sus compañeros.

Expuso que tuvo que correr sangre y pagar esta lucha con sus muertos para que las autoridades gubernamentales, las autoridades electorales y los tribunales electorales pudieran escuchar el reclamo del pueblo tseltal de Oxchuc.

El nuevo alcalde de 42 años, maestro y padre de cinco hijos, habitante de un barrio de la cabecera municipal, Alfredo Sántiz Gómez, dijo que lo prioritario es lograr la unidad de todo el pueblo, lograr la paz, la armonía, buscar a todos los grupos disidentes y tender la mano para caminar juntos, “porque si no hay unidad no podremos trabajar todos juntos. Es necesario eso. Le urge al pueblo de Oxchuc”.

Indicó que después atenderá uno de los principales problemas de Oxchuc, que es la falta de agua para todos sus habitantes. Y que su gobierno será una presidencia municipal de puertas abiertas para atender a todos y cada uno de sus gobernados.

El nuevo alcalde electo hoy tomará protesta en un ritual indígena el próximo 21 de abril, y será el Congreso del Estado el que le de su constancia de nuevo presidente municipal en una sesión solemne el próximo 23 de abril.

Oxchuc es el primer municipio indígena en Chiapas elegir por esta vía a sus autoridades municipales, están en proceso, los municipios de Sitalá y Chilón.

Comentarios