Indagan a un agente de la Policía de Tabasco por supuestamente haber baleado a un menor

VILLAHERMOSA, Tab. (proceso.com.mx). – La Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), informó que se investigan los hechos en el que un menor de siete años edad resultó herido por disparos de arma de fuego, accionada por un elementos de la corporación.

Reportó que el Órgano de Asuntos Internos de la dependencia inició una carpeta de investigación para esclarecer y deslindar responsabilidades sobre el caso que involucra al policía y al menor lesionado.

Mediante un comunicado, señala que la noche del miércoles 10, dos elementos de la SSPC reportaron que en la entrada del Fraccionamiento Estrellas de Buenavista de esta capital detectaron a un conductor en visible estado de ebriedad; “quien al ser abordado había impactado su vehículo contra la motopatrulla y pretendía causarles lesiones, tras lo cual uno de los uniformados abría accionado su arma”.

Momentos después, añade, otros policías ubicaron al conductor con segundo grado de intoxicación alcohólica, “quien reportó que derivado de lo anterior había sido lesionado su hijo” y llevado a un hospital para recibir atención médica, además de entregar su vehículo Nissan Versa color blanco “con dos orificios presumiblemente por impacto de bala”.

Asimismo, menciona que, al momento de reportar los hechos ante el Ministerio Público para su esclarecimiento, uno de los policías involucrados no se presentó y dejó abandonadas sus dos armas de cargo, las cuales fueron resguardadas para la investigación respectiva.

Resalta que los padres del menor fueron recibidos por el comisionado de la Policía Estatal, Jorge Sánchez Castellanos, y que hasta hoy domingo no habían presentado denuncia, aunque la Fiscalía General del Estado (FGE) también abrió una carpeta de investigación.

Sin embargo, la prensa local recogió la versión del padre del menor, quien dijo llamarse Cristian Peralta Márquez y profesionista desempleado, por lo cual se dedica a manejar un taxi.

Narró que el día de los hechos la patrulla número 286 se emparejó a su auto Versa blanco y como no se detuvo, escuchó balazos que hirieron a su hijo en el abdomen y una pierna.

Detuvo la marcha de su vehículo y como no recibió auxilio de los mismos policías, llevó a su hijo al hospital y después fue detenido y golpeado, acusándolo que había agredido a los oficiales, por lo que fue puesto a disposición de la FGE donde fue liberado al no haber delito alguno.

Comentarios