AMLO anuncia aportación de 250 mdp para concluir, tras siete años en obra, el Puente de la Unidad

El presidente López Obrador. Foto: Tomada de Twitter El presidente López Obrador. Foto: Tomada de Twitter

PUERTO REAL, Cam.(proceso.com.mx).- El presidente Andrés Manuel López Obrador salió de nuevo al rescate del gobernador Alejandro Moreno Cárdenas, esta vez al anunciar una aportación federal de 250 millones de pesos para por fin terminar el nuevo Puente de la Unidad, que lleva ya siete años en construcción.

En lo que fue su última actividad en el marco de la gira de dos días que realizó por esta entidad, el jefe del Ejecutivo federal supervisó los avances de la construcción, que inició en las postrimerías del sexenio de Felipe Calderón y que originalmente sería financiado por Petróleos Mexicanos con recursos de su partida para obras comunitarias de beneficio mutuo.

Esta obra sustituirá al viejo Puente de la Unidad que fue construido en tiempos de José López Portillo y aunque se proyectó para un tiempo de vida útil, este ya fue rebasada hace más de una década.

La vieja mole se encuentra bastante deteriorada y representa un peligro para los miles de usuarios que diario transitan por esa vía, pues esta es la ruta más corta para quienes entran o salen de la Península de Yucatán y hace unas semanas se prohibió el paso a tráileres porque tres de sus cinco trabes están fracturadas.

Aunque el nuevo puente sería parcialmente abierto debido a la avalancha de vehículos que se esperaba debido al período vacacional, no fue posible.

En principio la construcción del nuevo puente se adjudicó a la constructora Tradeco, que dejó los trabajos tirados, lo que dio paso a un litigio. Moreno Cárdenas retomó la obra, para lo cual pagó a Pemex lo que ya había aportado y endeudó al estado con más de mil 200 millones de pesos.

Prometió que el nuevo puente sería inaugurado por Enrique Peña Nieto, pero no pudo ser porque el dinero presupuesto se agotó antes de terminar los trabajos.

El costo de la obra desde que lo concursó Petróleos Mexicanos era de 800 millones de pesos. Con Moreno Cárdenas casi se triplicó.

Hoy, López Obrador supervisó el avance de los trabajos y, bajo una carpa que se instaló en el lomo del nuevo puente, sostuvo una reunión privada para conocer los pormenores de la obra.

En breve entrevista al término de la reunión, informó que su gobierno “transfirió” 250 millones de pesos al gobierno estatal para terminar la obra e inaugurarla finalmente en mayo y elogió al gobernador Alejandro Moreno Cárdenas porque “él impuso la obra”, puso 800 millones de pesos y “ahora nos toca terminarla”.

“Ahora a nosotros nos toca terminar esta obra, que es muy importante, ojalá así nos hubieran dejado todas las obras, obras comenzadas, hospitales, trenes, carreteras, metros, con muy poco avance, en todo el país”, comentó.

“Aquí, en un mes, dos meses, se termina a más tardar, entonces ya vale la pena meterle todo el presupuesto para terminarlo, y así vamos a seguir dándole a las obras en proceso, porque fueron iniciadas con recursos del presupuesto, que es dinero del pueblo”, sostuvo.

Antes de llegar a Puerto Real, López Obrador fue interceptado a la entrada de la comunidad de Isla Aguada, en la que comienzan tanto el viejo como el nuevo puente, por manifestantes que rodearon su camioneta para exigir que la caseta de cobro peaje no se instale en la Isla del Carmen, como pretende el gobernador.

Los manifestantes estuvieron encabezados por la senadora Rocío Abreu, quien comentó que esa decisión la tomaron “con saña” las autoridades estatales y añadió que ya pidió al presidente y a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes que se deje la caseta en Isla Aguada, porque de moverla afectará tanto a los habitantes de Ciudad del Carmen como a los de Isla Aguada.

El presidente, que salió de la camioneta en la que viajaba para escucharlos, aseguró que no se tomará ninguna decisión que afecte a la comunidad.

No fue la única manifestación con la que se tomó en el trayecto de Champotón a Ciudad del Carmen, donde abordó el avión para retornar a la capital del país. Grupos de manifestantes lo abordaron en la carretera en algunos parajes como Punta Xen y Sabancuy con diferentes demandas.

López Obrador inició sus actividades públicas con una visita al municipio de Champotón, donde adelantó que mañana daría a conocer la lista de gasolineras que están vendiendo cara la gasolina, pues, destacó, Pemex se las está vendiendo a 16 pesos el litro.

Ahí, el gobernador Moreno Cárdenas por segundo día tuvo que encarar el repudio de la población pues de nuevo recibió una oleada de abucheos y reclamos de la población, que pretendió acallar con el estruendo de las matracas de los priistas y burócratas estatales y municipales que acarreó.

Otra vez el jefe del Ejecutivo federal intentó frenar.

En el mitin que encabezó en Champotón, López Obrador advirtió que en breve se pondrá en marcha un programa para frenar la devastación de la selva campechana, evitar su saqueo y cuidar el patrimonio natural del país.

“De una vez aprovecho para decirles a los que están ahí destruyendo la selva que ya va a llegar un grupo, vamos a mandar un operativo del Ejército para que no se siga saqueando la selva de Campeche. Se los adelanto. Tenemos que cuidar el patrimonio de nosotros y de las nuevas generaciones, entregar buenas cuentas”, expresó el mandatario.

También comentó que la fórmula para que el presupuesto rinda y hacerlo llegar a la gente, es sencilla pero eficaz: no permitir la corrupción y acabar con lujos del gobierno, sueldos elevados y el gasto en atención médica privada a funcionarios públicos, la cual dijo, servía para que se sometieran cirugías plásticas con cargo al erario.

Por último, pidió a los champotoneros permiso para usar su frase “toma tu Champotón” en el combate a la corrupción.

Antes del evento, en el que entregó apoyos integrantes del Programa de Bienestar, el presidente se reunión el equipo de beisbol infantil Medias Rojas de Champotón, quienes le regalaron una playera con su nombre.

Comentarios

Load More