La UAM presenta su última oferta para convencer al sindicato de levantar la huelga

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El Sindicato Independiente de Trabajadores (SITUAM) deberá resolver este lunes si levanta el paro o lo mantiene, luego de que las autoridades de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) pusieron sobre la mesa su última oferta y dejaron en claro que ya no tienen margen de maniobra.

José Antonio De los Reyes Heredia, secretario general de la UAM, dijo que aparte de las propuestas planteadas el pasado martes 16, la UAM está dispuesta a pagar 50% de los salarios caídos durante el conflicto, que este lunes cumple 73 días, el más largo en la historia de esa institución.

En una rueda de prensa efectuada el domingo a mediodía y que se vio interrumpida por la intempestiva llegada de trabajadores sindicalizados, el funcionario rechazó que la Institución sea responsable del alargamiento de la huelga, “más allá de lo que le compete en cuanto a hacer un ofrecimiento que no comprometa su viabilidad financiera y que permita garantizar el desarrollo de sus actividades sustantivas”.

Por el contrario, sostuvo que la organización gremial “ha mostrado insensibilidad, indiferencia e intransigencia, que no caben ante el contexto de más de 70 días de huelga”.

La UAM, dijo, se ha guiado por principios en los que centralmente se encuentra el cumplimiento de “nuestra función social para formar profesionales en los niveles de licenciatura, especialización, maestría y doctorado, que la sociedad nos reclama dado que dependemos del presupuesto de la nación mexicana”.

En la reunión conciliatoria de ayer, el SITUAM presentó a la UAM una propuesta de convenio relacionada con la recuperación salarial de los trabajadores académicos y administrativos de base.

Dicha propuesta fue construida a partir de los elementos presentados por la representación sindical, y en términos generales ofrece “una solución paulatina y progresiva” para atacar el problema del rezago salarial y el empalme en el tabulador, por ejemplo, “en la medida en que el presupuesto de la Institución lo permitiese”.

El Sindicato puso en la mesa otra propuesta en la que coincide prácticamente con todos los temas, excepto que en el primero menciona que “la UAM realizará un ajuste al tabulador salarial de 10% en todos los puestos y para todos los trabajadores administrativos de base, así como un ajuste al tabulador salarial de un tres por ciento en todas las categorías y para todos los trabajadores académicos”, lo cual representa “una sugerencia intransitable para la Institución y los argumentos los hemos esgrimido en diferentes reuniones”.

Temas en conflicto

En relación con el cumplimiento del Contrato Colectivo de Trabajo, De los Reyes Heredia sostuvo que en la propuesta de convenio general hay tres puntos que “no podemos abordar y lo hemos dicho una y otra vez a la organización gremial”, que son el de materia académica, donde “afortunadamente tuvimos una propuesta de lo que es factible en términos laborales”.

Los otros dos temas que no son transitables se refieren, por un lado, a la coadministración de la Institución, pues ésta “tiene funciones que debe realizar de acuerdo con la reglamentación”, y por otro, el personal de confianza, en el que “no podemos realizar la metodología que el Sindicato sugiere, primero por respeto a los individuos y segundo porque éstos tienen derechos laborales.

“No negamos que haya que atender, mediante un mecanismo bilateral, la solución de la problemática”, pero tiene que ser apegada a los derechos laborales de esos trabajadores; en ese sentido “la universidad no va a hacer campañas de despido masivo que vayan en contra de los derechos laborales ni de la dignidad de los trabajadores de confianza”, afirmó.

Acerca de próximas reuniones con el STUAM dijo que desde la reunión del pasado 9 de abril “afirmamos que nuestras propuestas son finales” y que “ya no podemos ir más allá en el ejercicio de la función presupuestal”.

De los Reyes Heredia advirtió que la comunidad de la UAM “está muy preocupada porque este conflicto no se prolongue más y es muy importante considerar que las afectaciones a la investigación, la docencia y la preservación y difusión de la cultura, son severas”.

La conferencia de prensa debió ser suspendida como medida de seguridad aplicada por la administración del Hotel donde se desarrollaba, ante los amagos de militantes del SITUAM de irrumpir en el lugar donde la UAM ejercía su derecho a expresar su posición ante el conflicto laboral.

Comentarios