Acusa corriente de Ulises Ruiz, que se infla padrón del PRI en favor de Alejandro Moreno

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La corriente Democracia Interna del PRI denunció que se está inflando el padrón electoral para favorecer al gobernador de Campeche, Alejandro Moreno, como candidato a la dirigencia nacional del priismo.

A través de una carta firmada por sus integrantes, entre ellos el exgobernador de Oaxaca, Ulises Ruiz, quien aspira también a la dirección nacional del PRI, aseguró que se está preparando un fraude interno pagando a ciertos comités estatales para incrementar la militancia a favor de Alejandro Moreno a quien identifica como el candidato el expresidente Enrique Peña Nieto.

En la carta enviada a la presidenta del PRI, Claudia Ruiz Massieu Salinas, se señala al actual mandatario de Oaxaca, Alejandro Murat, y al de Coahuila, Ángel Riquelme Solís, de actuar a favor de Alejandro Moreno pagando a los comités estatales para aumentar el número de militantes y ponerlos a favor del gobernador de Campeche.

Menciona que partir de la definición de los consejeros políticos nacionales, se discutieron diversos temas buscando que el proceso de elección interna se diera sin sobresaltos, sin ventajas para nadie y procurando la participación de toda la militancia, tanto la que reconoce el INE como la que se manifiesta priista, aunque no aparezca en el padrón de afiliados.

Señala la carta la necesidad de integrar una Comisión imparcial y consensuada, presidida por un cuadro priista nacional reconocido y respetado por todos, que pudiera conformar comisiones estatales con un equipo que permita vigilar de cerca el proceso y señalar y castigar posibles desviaciones.

“Sin embargo, hemos visto cómo pasan los días sin que se conforme la Comisión Nacional y por lo tanto las estatales, lo que ha facilitado que Alejandro Moreno, todavía gobernador de Campeche, en franca colusión con su “hermano” Alejandro Murat y el gobernador de Coahuila, hayan estado financiando a algunos comités directivos estatales para incidir en la afiliación de seguidores de Moreno, ya sea dejando fuera a quienes no comulgan con el gobernador de Campeche o dando línea al momento de la afiliación, tal como está ocurriendo en Oaxaca donde es evidente la participación del Gobierno del Estado pues han comprado una flotilla 25 de vehículos que se han entregado a los operadores de Alito con la promesa de regalárselos a cambio de metas en afiliación y votación en el proceso interno”, advierte Democracia Interna.

Sostiene que ni siquiera para la campaña de Meade el comité priísta oaxaqueño contó con tantos recursos por lo que la dirigencia nacional debería exigir una explicación sobre el origen de los recursos utilizados para la compra de vehículos que el PRI en Oaxaca esta repartiendo para la campaña de afiliación y refrendo en curso.

En la carta dirigida a la actual presidenta del PRI, Claudia Ruiz Massieu, dicha corriente encabezada por Ulises Ruiz precisa que el padrón priista es el instrumento fundamental para que el proceso interno se lleve apegado a derecho y asevera que está siendo vulnerado por el uso de recursos económicos para favorecer a Alejandro Moreno, “haciendo del mismo un instrumento viciado, que no debería ser utilizado para definir quien dirigirá a nuestro partido en los próximos años: lo han inutilizado”.

Acusa de pasividad a la dirigencia nacional y de no actuar en el cumplimiento de acuerdos en la creación de una Comisión honorable “que conduzca el proceso está permitiendo esto que ya raya en el abuso y el cinismo”.

Advierte esta corriente que basta con ver los números de nuevos afiliados que han entregado Coahuila y Campeche en refrendos y afiliaciones que representan prácticamente el 80% del total nacional concentrado en esos dos estados.

“Oaxaca y otras entidades seguramente irán por la misma ruta, como lo hemos detectado en los recorridos por esos estados.

No se trata de medir quien cuenta con más dinero público o quién se roba mejor la elección, sino de permitir que la militancia, de manera libre, informada y sin línea, decida a quién le van a dar su confianza para rescatar al PRI de quienes lo secuestraron y hundieron en los últimos años” afirma esta corriente.

Por eso insiste que es urgente que se nombre a la Comisión que se encargará de llevar el proceso de relevo para detener de inmediato el uso de las prácticas viciadas de antaño, licenciando a los presidentes de comités estatales o municipales que no se conduzcan con imparcialidad y que se encargue de vigilar que los dirigentes de sectores y organizaciones priistas no se manifiesten en favor de ninguno de quienes aspiran a la dirigencia del comité ejecutivo nacional y, en su caso, incluso retirar de la contienda a quien se aleje del respeto a las reglas que se establezcan.

Los integrantes de Democracia Interna demandaron que no se usen los recursos públicos para favorecer a uno de los candidatos a la presidencia nacional del PRI e insistieron en qué Alejandro Moreno debe solicitar de inmediato la licencia al gobierno del estado, si pretende competir por la presidencia del PRI.

Según Democracia Interna el expresidente Enrique Peña Nieto está incidiendo en el proceso de selección interna para la dirigencia del PRI y su candidato es el gobernador de Campeche.

“Alejandro Moreno, quien pretende presentarse ante el priismo como antipeñista, es a todas luces su candidato. ¿Alguien lo duda? Es gobernador gracias a Peña; Rubén Moreira (hoy diputado federal plurinominal impuesto por Peña), fue el operador del entonces presidente en la malograda campaña de Meade, Carolina Viggiano (esposa de Moreira y compañera anunciada de fórmula de Alito), fue diputada federal con Peña y candidata plurinominal al Senado también impuesta por el PRI de Peña y, por cierto, coordinadora regional de la campaña de Meade en su momento. Mientras Peña fue presidente, nadie recuerda a Alejandro Moreno señalando los errores del gobierno federal, al contrario. Sobra decir que, si en realidad fuera el adalid del antipeñismo, estaríamos siendo testigos de la traición de un político que ayer comió de la mano del entonces presidente y que hoy públicamente le da la espalda; tal como lo está haciendo con los campechanos.”

Considera que con reglas claras y una comisión que vigile su cumplimiento; con un piso parejo para todos los contendientes; con campañas austeras como lo demandan los tiempos y con el debate de las diferentes visiones sobre el partido que necesita México, sobre los cambios que deben realizarse al interior y las propuestas para construir un país justo y solidario para ofrecerlas a la ciudadanía, el PRI logrará reposicionarse en el ánimo de muchos mexicanos como una opción viable y atractiva.

“Desterremos de una vez y para siempre del partido lo que nos llevó a la derrota en el 2018: la corrupción, la línea, el dedazo, el amiguismo, los cacicazgos, el silencio cómplice ante gobernantes irresponsables surgidos de nuestras filas y, peor aún, de otras.

Construyamos un partido democrático, crítico, propositivo y capaz de proponer y luchar desde el gobierno o desde la oposición” exige esta corriente en su misiva dirigida a la senadora y presidenta nacional del PRI, Claudia Ruiz Massieu Salinas.

Acerca del autor

José Gil Olmos, reportero desde 1998. Colaboró en el periódico El Nacional y en el diario La Jornada. Desde el 2001 es reportero de la revista Proceso. Es autor de Los Brujos del Poder, La Santa Muerte la virgen de los olvidados, Los reporteros mexicanos en la guerra de Chiapas y Batallas de Michoacán.

Comentarios