Trabajadores del PRD-CDMX cierran nuevamente edificio sede ante falta de pago

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Trabajadores del PRD-CDMX cerraron de nuevo el edificio sede en la colonia Roma, en protesta por la falta de pago de sus salarios, de la misma forma que el mes pasado; además, denunciaron que a las personas que les han dado su liquidación, les han restado 60 mil pesos o más.

El pasado 19 de marzo, trabajadores de base de ese partido tomaron las instalaciones con la misma demanda. Entonces, Manuel Cifuentes Vargas, coordinador nacional de Patrimonio y Recursos Financieros del PRD, les prometió resolver el problema y pagarles de inmediato. No obstante, un mes después, los empleados siguen en la misma situación.

Alrededor de las 11 de la mañana de este martes, los trabajadores volvieron a cerrar el edificio ubicado en la calle Jalapa 88 y levantaron pancartas con leyendas como “Cerrado por falta de transparencia y rendición de cuentas” y “cerrado por retención de recursos”.

"Nos están quitando alrededor de 60 mil pesos para arriba, según sea el caso”, denuncian los trabajadores. Foto: Especial

“Nos están quitando alrededor de 60 mil pesos para arriba, según sea el caso”, denuncian los trabajadores. Foto: Especial

 

Los inconformes demandan el pago inmediato a todo el personal de base de la sede así como de los comités que operan en las 16 alcaldías.

Según contaron a apro, el PRD argumenta que no hay recursos suficientes para pagarle a los empleados. No obstante, ellos consideran que es una manera de presionarlos para que acepten su liquidación.

Los afectados señalaron que a las cantidades que les ofrecen las personas encargadas del área de Finanzas del partido “nos están quitando alrededor de 60 mil pesos para arriba, según sea el caso”.

Agregaron que las autoridades les prometieron el pago para la primera quincena de abril, pero hasta ahora no han recibido su dinero.

Desde la protesta del 19 de marzo, los inconformes señalaron que el argumento del PRD es que “no les llegaban las prerrogativas”. También mencionaron el condicionamiento del pago con la firma de la recisión del contrato. Peor aún, les ofrecieron liquidaciones que no correspondían a lo que manda la Ley Federal del Trabajo.

Comentarios