Ponderar ayuda a Notre Dame, “México tiene rezagos”: Sergio Zaldívar

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- “Debemos ser ponderados, sobre todo cuando México tiene un rezago en la recuperación del patrimonio”, refirió el arquitecto y restaurador Sergio Zaldívar, quien dirigió el proyecto de rectificación geométrica de la Catedral Metropolitana, en respuesta a Marcelo Ebrard, secretario de Relaciones Exteriores, quien ofreció la experiencia en reconstrucción de monumentos de nuestro país para los trabajos que le esperan a Notre Dame.

Luego de la catástrofe, Ebrard escribió en redes sociales:

“Me preguntan qué experiencia de reconstrucción podría ofrecer nuestro país a Francia, bueno entre las muy diversas que se me vienen a la mente sobresale la que se ha llevado a cabo en la catedral metropolitana desde fines de los ochenta por ejemplo”.

Vía telefónica, Zaldívar, quien también coordinó en 1979 el traslado de la escultura de El Caballito de Bucareli y Paseo de la Reforma a la actual Plaza Tolsá, frente al Museo Nacional de Arte, comentó:

“México tiene un rezago importante en la recuperación de patrimonio que hay que proteger, ahí está el Templo de Tepalcingo, en Morelos, que sigue tirado tras el sismo (del 19 de septiembre 2017) y no se ha hecho nada por recuperarlo, hay problemas más serios que el oportunismo político, creo que mi querido amigo Ebrard se desbocó, me parece que es correcto enviar una carta de atención (a Francia), pero pretender que el INAH trabaje en Notre Dame, pues no”.

Respecto a los tiempos que considera para la restauración de los daños en la catedral parisina explicó:

“Se viene un periodo de dos años de recoger pedazos y juntarlos, como en la Catedral Metropolitana cuando sufrió el incendio de 1967. No quisiera juzgar pero la restauración de Notre Dame durará hasta 2025 o 2030, quizá mucho tiempo más, porque serán exigentes y acuciosos en procedimientos de restauración pesé a que quisieron hacer una gran exhibición de restauración dejándose llevar por el dinero que pensaron recuperaría con caravanas de turistas, porque ¿a quién no le gusta el dinero? Pero se les volteó.

“Es difícil señalar y acusar, pero la primera impresión es que (el incendio) fue a partir de un accidente por falta de cuidado en los procedimientos. Creo que se debiera llegar un momento en prohibir instalaciones eléctricas en todos los sitios patrimonio, y que se vean como se veía (en el caso de Notre Dame) hace 500 años”.

Este día autoridades francesas refirieron que hay una pérdida de obra de entre un 5 y 10%, y aunque no ha habido un parte oficial, hasta ahora, el fuego inició por un accidente a raíz de trabajos de restauración en techos. También se reportó que la estructura de Notre Dame se encuentra íntegra, sin embargo, para Zaldívar la restitución de las obras será en todo caso “un mal menor, pero jamás los originales”:

“Perdió la cultura. Se debieron perder esculturas, documentos y obra de arte, los mismos vitrales (rosetones), quisiera verlos, pero creo que deben estar estrellados por el calor, los van a rehacer, pero la restitución de las obras nunca se considerarán una buena restauración, es un mal menor pero jamás serán las originales. La estructura deberá tener las piedras aún calientes y estrelladas y eso está lejos de decir que se salvó la estructura, meter una piedra nueva es una falsificación, cada nueva piedra que se coloque será una reposición y una disculpa a la tontería de quien dirigía las obras”.

Y finalmente señaló:

“Me deprimió ver las llamas ¿cómo fue posible? Fue una vergüenza no sólo para Francia, sino para la humanidad ¿Cuál es el sentido de declarar patrimonio de la humanidad si no es para obligar a los Estados a tener cuidado y no hagan estas tonterías? Francia debió haber tenido otros procesos y mecanismos, pero les encantó la idea de trabajar y hacer un gran pastel de decoración”.

Acerca del autor

Licenciada en Ciencias de la Comunicación (2005) con Diplomado en Relaciones Públicas (2014), habla inglés y francés, amante del cine y los idiomas. Se inició como reportera de deportes en su natal Veracruz, y luego en publicaciones de la Editorial Vía Satélite de la Ciudad de México. Forma parte de la Sección de Cultura y Espectáculos de Proceso desde 2007.

Comentarios