Empresarios ligados al gobierno de Jalisco, detrás de edificaciones irregulares en Zapopan

GUADALAJARA, Jal. (apro).- Sin los permisos respectivos, las empresas Glomykro y Solares Vertical Living construyeron departamentos y un centro comercial en Paseo de la Estrella 677, en el fraccionamiento Solares de Zapopan.

Detrás de la obra, ubicada en una zona de alta plusvalía, están influyentes empresarios, algunos de los cuales son proveedores y vigilantes de los recursos públicos, dado que participan en la Comisión de Adquisiciones de diferentes dependencias o en el Consejo Social de Cooperación para el Desarrollo Urbano de Guadalajara. Es el caso de Jaime de la Torre González y Juan Carlos González Dipp.

Por su parte, Jorge Alberto Flores Mejorada es socio del gobernador Enrique Alfaro en la empresa Ocean View, y su hermano Juan Carlos recibió el Premio al Joven Empresario Tlajomulco 2013, bastión político de aquél, donde además fue alcalde.

Los otros empresarios ligados con las obras son Carlos Eugenio de Obeso Zamora, tesorero dentro del Consejo de Directores del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente (Iteso); Diego Martínez Arregui, vicepresidente del Corporativo Laboratorios Pisa, y Miguel Ángel Ferrer Novoa, exfuncionario de la Secretaría de Desarrollo Económico.

A nombre de Glomykro, Roberto Javier Rodríguez Vela –padre de Roberto Javier Rodríguez Tostado, uno de los dueños de la empresa– solicitó un dictamen de Trazo, Usos y Destinos Específicos para construir 13 locales en un espacio de 2 mil 63 metros cuadrados; 66 unidades de departamentos en casi 9 mil metros cuadrados, y un sótano-estacionamiento en 4 mil 471 metros cuadrados.

El 6 de diciembre de 2016, la Dirección General de Ordenamiento del Territorio, a través de la Unidad de Administración y Gestión Urbana, le respondió a Roberto Rodríguez Vela que debía cumplir con nueve lineamientos para que la Dirección de Obras Públicas aprobara el proyecto.

Entre los requisitos, que hasta el momento ha incumplido, destacan el dictamen de uso de suelo, la aprobación del proyecto ante la Dirección de Vocación y Ordenamiento del Territorio, y el dictamen por parte de la dirección de Movilidad y Transporte del ayuntamiento de Zapopan.

Las pruebas

Mediante la petición de transparencia UTI 1274/2018 se requirió a Zapopan entregar el dictamen de uso de suelo para el predio. Con fecha 12 marzo del año pasado, el jefe de la unidad de Licencias y Permisos de Construcción, Gilberto Chaires Muñoz, dio una respuesta “negativa” a la información, sin motivar el por qué.

De acuerdo con la Ley de Transparencia y Acceso a la Información Pública del estado de Jalisco y sus municipios, cuando se niega una información es por ser reservada, confidencial o inexistente, según se estipula en el artículo 86, fracción III.

En otra solicitud de transparencia (4006/2018), Roberto Manuel Margáin Hernández, jefe de la Unidad de Gestión para la Protección Ambiental, mediante el oficio 1830/2018/477, con fecha 13 de agosto de 2018, informó que su área “no ha emitido ningún dictamen del predio en mención; sin embargo, existe un proyecto en el predio que se encuentra en evaluación en materia de impacto ambiental”.

En una nueva solicitud (5819/2018) de información, con fecha 15 de noviembre de 2018, la Unidad de Gestión resolvió de manera “desfavorable” a la evaluación de impacto urbano ambiental.

En el oficio 2820.2.5/713/2018, del 14 de agosto del año pasado, la dirección de Protección Civil y Bomberos dijo que no había emitido ningún dictamen de Riesgos para el sitio donde se pretende construir el edificio y plaza comercial, justo detrás del coto número 6.

Y el 15 de agosto de 2018 el director de Movilidad y Transporte, Jesús Carlos Soto Morfín, mediante el oficio DMTZ/VIII/2018/3025, informó que en una búsqueda que se hizo a los archivos de la dependencia “no se encontró registro de solicitud o trámite de dictamen de movilidad en el domicilio de Paseo de la Estrella”.

El área donde se construyen los departamentos cuenta con una serie de restricciones por estar en los límites de la Base Aérea Militar número 5, por lo que se debe entregar un dictamen emitido por Aeronáutica Civil “referente a la altura máxima que deberán observar las edificaciones”. Sin embargo, ese permiso tampoco existe, de acuerdo con los vecinos.

Los socios

El 17 de mayo de 2018, Banco Invex tramitó la licencia de edificación con la clave C/D-1450-18/MY ante la Unidad de Licencias y Permisos de Construcción, y quedó bajo el folio de revisión LC-18-0875.

En el documento oficial se informa que la obra cuenta con el dictamen de Uso de Suelo DTU-2016-1710, pero dos meses antes la misma dependencia respondió con una “negativa” a dar el dato.

Aunque la licencia se autorizó al día siguiente de su trámite, a un costo de 2.3 millones de pesos, se subraya que previo a realizar las obras “deberá tramitar y obtener las autorizaciones y permisos correspondientes, ante las dependencias de gobierno facultadas”.

En el documento de Licencias y Permisos de Construcción también se menciona que la obra se ejerce con recursos de un fideicomiso integrado por Glomykro, S.A. de C.V. y Solares Vertical Living.

Son sólo dos los socios de Glomykro, uno es Miguel Ángel Ferrer Novoa, excoordinador de Relaciones del Centro de Información y Difusión de la Unión Europea (Cidue) durante los gobiernos de los panistas Francisco Ramírez Acuña y Emilio González Márquez. El otro es Roberto Rodríguez Tostado.

Solares Vertical Living está formado por Inmointeligente, S. de R.L.; Grupo C3A, S.A. de C.V.; Indea Capital Partners, y Juan Carlos y Alejandro González Dipp.

Los accionistas de Inmointeligente son: Jaime y Rodrigo, ambos de apellidos de la Torre González, y Jaime de la Torre Casillas. De Grupo C3A, sus socios son: Alberto Flores Espinosa y los hermanos Jorge Alberto y Juan Carlos Flores Mejorada.

De Indea Capital Partners son dueños Rodrigo Díaz del Castillo Orendain, Carlos Eugenio de Obeso Zamora, Diego Martínez Arregui y Santiago Álvarez Vega.

Comentarios