Memorándum es un desafío al Estado de Derecho, dice el PRI en la Cámara de Diputados

CIUDAD DE MÉXICO (apro).– La fracción del PRI en la Cámara de Diputados exigió a las mesas directivas del Congreso de la Unión que se pronuncien sobre el memorándum emitido por el Ejecutivo, en el que ordena que se dejen sin efecto las medidas de reforma educativa en vigor.

Además, pidió a Morena que someta a discusión el dictamen aprobado en comisiones, otorgando plenas garantías al trabajo del Congreso.

Mediante un comunicado, los priistas, tercera fuerza en San Lázaro y que, junto con Movimiento Ciudadano, son parte de la oposición que ha fundamentado su desacuerdo con el presidente Andrés Manuel López Obrador, sostuvo que el memorándum carece de respaldo jurídico.

“…ya que él no puede instruir a ‘dejar sin efecto’ leyes que han sido aprobadas por el Congreso de la Unión, pues para hacerlo debe seguir un proceso a través del propio Legislativo, además de que se trata de una acción unilateral que sienta un mal precedente y pone en riesgo el orden constitucional, así como el equilibro de poderes”.

El memorándum como orden administrativa, dice el PRI, es un acto inconstitucional pues violaría el artículo 89, fracción I, que obliga al presidente a cumplir las leyes y decretos que expida el Congreso, como lo es la reforma educativa aprobada en el sexenio de Enrique Peña Nieto.

“Por todo ello, exigimos a las mesas directivas del Congreso que se pronuncien al respecto pues, con este precedente, el presidente de la República podría seguir ordenando que no se aplique cualquier disposición constitucional que no sea de su agrado”.

René Juárez Cisneros, quien encabeza la fracción de 45 diputados federales, coincidió con el gobierno en que se debe agotar el diálogo y la negociación con la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) para construir una nueva reforma, “o bien, continuar con el trámite legislativo al dictamen aprobado en comisiones el pasado 27 de marzo, que les sirva a las niñas y niños mexicanos”.

En una actitud conciliadora, el PRI considera que el magisterio “sabrá encausar responsablemente sus demandas sin interrumpir las clases. Le apostamos al entendimiento y a una actitud responsable”.

También le recuerda a López Obrador que el artículo 49 de la Constitución establece que “el presidente no puede asumir las funciones del Poder Legislativo. No podrán reunirse dos o más de los Poderes de la Unión en una sola persona o corporación, ni depositarse el Legislativo en un individuo”.

 

“Un desafío al Estado de Derecho”

Y ya en la parte política, los priistas advierten que la propuesta de López Obrador “es absolutamente inviable y un desafío al Estado de Derecho que debe imperar en todo sistema democrático”.

Además de que ignora el Artículo 72 constitucional, que define que sólo el Congreso de la Unión puede reformar, abrogar o derogar una ley.

“Entendemos que el presidente esté presionado por los compromisos políticos que hizo en campaña con la CNTE, no obstante, primero está el cumplimiento de la ley, antes de pretender usurpar o nulificar la función del Congreso para satisfacer su compromiso con la Coordinadora”, por lo que no se entiende que prefiere no provocarlos y dejar de lado su reforma a vencerlos con la fuerza legítima y democrática de los votos del Congreso.

 

MC llama a cancelar memorándum

Movimiento Ciudadano, a través de su coordinador en la Cámara de Diputados, Tonatiuh Bravo, hizo un llamado al presidente a que cancele el memorándum, “ya que trastoca el equilibrio y la separación de poderes”.

El párrafo “B” del documento emitido por el presidente fue el que mayor escozor provocó en MC, ya que establece que “se dejarán sin efecto todas las medidas en las que se haya traducido la aplicación de la llamada reforma educativa”.

Ello, sostiene MC, “es una ruptura en el orden legal, por la petición emitida a los titulares de las secretarías de Gobernación, Educación Pública y de Hacienda y Crédito Público, de dejar sin aplicación el texto actual del Artículo 3 constitucional y las leyes que de él emanan. El presidente estaría violando disposiciones constitucionales y legal”.

El memorándum, añade, está fuera del marco legal, “ya que se basa en la ausencia de un acuerdo para aprobar una nueva reforma educativa, más no en facultades o responsabilidades presentes en la Constitución”.

La tercera fuerza opositora en San Lázaro exhortó al Ejecutivo federal a que cumpla con el Artículo 89 de la Constitución, el cual establece que su obligación es “promulgar y ejecutar las leyes que expida el Congreso de la Unión”.

También advierte que si el memorándum carece de fundamentos, entonces los funcionarios a los que hace referencia no están en la obligación de acatarlo; les recuerda que quienes no acaten la ley comenten un delito.

Finalmente, demandan que el acuerdo que se pueda dar con el magisterio “no salga de grupos que pretendan asumir el control y el manejo de plazas sino de colocar por arriba el interés superior de la niñez.

Comentarios